Portada | Asia Central y Meridional | Modi inaugura un nuevo parlamento que exalta su ideología Hindutva

Modi inaugura un nuevo parlamento que exalta su ideología Hindutva

Narendra Modi en la inauguración del nuevo parlamento de India que exalta la ideología Hindutva.
Narendra Modi en la inauguración del nuevo parlamento de India que exalta la ideología Hindutva. Fuente: Oficina de prensa del gobierno

El primer ministro indio, Narendra Modi, inauguraba en una pomposa ceremonia, llena de motivos religiosos hindúes –como el pavo real, la flor de loto o el árbol baniano– un nuevo parlamento de India para hospedar el poder legislativo. La decisión de construir este nuevo complejo vino motivada por el estado del viejo edificio imperial, construido en 1927, y la necesidad de hacer más espacio para representar al país más poblado del mundo. 

Para ampliar: Ciudadanía y religión en la India de Narendra Modi

El nuevo parlamento es tres veces más grande y alberga 1.300 escaños, con lo que podrá hospedar con comodidad a los actuales 545 miembros de la Lok Sabha, la Cámara Baja –la anterior contaba con solo 543 escaños–, y a los 250 miembros de la Rajya Sabha, la Cámara Alta, además de poder ampliar la representación. Sin embargo, esta ceremonia, celebrada el pasado 28 de mayo, también ha tenido un importante significado político que viene a simbolizar la visión de la nueva India que imagina Modi, una India autosuficiente que emerge de la larga sombra de su pasado colonial. Pero como sus críticos apuntan, también es una exaltación del nacionalismo hindú que representa. Una ideología, Hindutva, que viene también a reemplazar, cada vez más, a la identidad secular que ha definido a la India poscolonial. 

Por este motivo, la inauguración del parlamento ha enfrentado fuertes críticas de la oposición, con 19 partidos boicoteando la ceremonia. Entre los reproches al gobierno del BJP se encuentran que el evento estaba presidido por el primer ministro Narendra Modi, en lugar de por la presidenta Draupadi Murmu, que como figura ceremonial tiene la autoridad constitucional. La oposición entiende que la ya de por sí polémico evento ha revestido, más si cabe, un carácter político al estar presidido por Modi, con oraciones tradicionales hindúes. El líder del Partido del Congreso, Rahul Gandhi, calificó el acto de “una coronación”.

Uno de los símbolos que ha utilizado Modi ha sido el Sengol, un cetro de oro símbolo “de poder y autoridad de los hombres santos hindúes“. Modi ha tratado de propagar una narrativa ahistórica de que el Sengol fue dado a Nehru por el último Virrey de India como símbolo de la transferencia de la soberanía. Muy al contrario, la soberanía de la India descansa sobre una Constitución adoptada en nombre del pueblo indio representado por su parlamento, no puede objetivarse en el Sengol, un instrumento tradicional que representa el privilegio real transmitido por derecho divino. Otra de las críticas ha estado dirigida a la propia fecha del acontecimiento, el 28 de mayo, día del natalicio de Vinayak Damodar Savarkar, padre de la ideología Hindutva y mentor del asesino de Mahatma Gandhi.

Para ampliar: El nacionalismo hindú

Toda esta puesta en escena muestra el carácter nacionalista hindú del que ha estado imbuido el acto y cómo plantea el BJP la batalla de cara a las elecciones generales de 2024, en las que Narendra Modi espera obtener un histórico tercer mandato. Fuera del país también ha suscitado polémica al incluir el edificio un mapa de la Akhand Bharat, la India indivisible o Gran India, con partes de Afganistán y todo Pakistán, Nepal, Bangladesh, Sri Lanka y Myanmar. Los gobiernos de Bangladesh y Pakistán presentaron quejas y pidieron explicaciones.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.