Portada | Asia Central y Meridional | Entra en vigor la nueva ley de ciudadanía india que excluye a los musulmanes

Entra en vigor la nueva ley de ciudadanía india que excluye a los musulmanes

Narendra Modi, primer ministro de India, saluda a sus partidarios en un acto público celebrado en Telangana.
Narendra Modi, primer ministro de India, saluda a sus partidarios en un acto público celebrado en Telangana. Fuente: redes sociales de Modi

El Gobierno de Narendra Modi ha dado un paso más en su intento de hacer de la India un Estado religiosamente homogéneo fundamentado en la identidad hindú. En cumplimiento de su promesa electoral, ha resuelto comenzar a aplicar la ley de ciudadanía aprobada por el Parlamento en el año 2019, cuya entrada en vigor había quedado pospuesta sine die a raíz de las violentas protestas de la comunidad musulmana, temerosa de verse despojada de todos sus derechos. 

La nueva ley, que modifica la norma vigente desde 1955, ofrece una vía acelerada para el acceso a la ciudadanía a los inmigrantes en situación irregular procedentes de Afganistán, Bangladés y Pakistán, siempre y cuando pertenezcan a una serie de minorías religiosas víctimas de persecución en sus países de origen. La ley enumera los siguientes grupos: hindúes, sijes, budistas, jainistas, cristianos y parsis –seguidores del zoroastrismo–.

Para ampliar: Ciudadanía y religión en la India de Narendra Modi

De este modo, excluye a los inmigrantes musulmanes de sus beneficios, pese a que muchos de ellos también sufren discriminación en naciones vecinas, como los rohinyás en Birmania o los chiíes en Afganistán. La aprobación de la ley marca un punto de inflexión en el mandato de Modi, empeñado en construir un Estado-nación para la comunidad hindú alejado de los principios laicistas sobre los que el Congreso Nacional Indio edificó la república tras su independencia. Supone, así, la primera vez que el Gobierno emplea criterios de índole religiosa para regular el acceso a la ciudadanía de un país que, al menos de momento, continúa siendo oficialmente laico.

Aunque solo representan un 15% de su población total, los 200 millones de musulmanes residentes en la India la convierten en el tercer país donde son más numerosos. Hoy la comunidad islámica contempla con preocupación la perspectiva de una nueva victoria de Modi en las próximas elecciones generales, que se celebrarán entre entre el 19 de abril y el 1 de junio. Casi todo el mundo da por hecho que Modi –inmensamente popular entre los hindúes– logrará un tercer mandato, que podría acelerar la puesta en marcha de la agenda etnorreligiosa del Gobierno e incluso abrir la puerta a un Registro Nacional de Ciudadanos –implementado ya en el estado nororiental de Asam– que excluya a los musulmanes.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.