Portada | Asia - Pacífico | Mapa de los clusteres de producción de semiconductores en Taiwán

Mapa de los clusteres de producción de semiconductores en Taiwán

Mapa a color de los clústeres de producción de semiconductores en Taiwán.
Mapa de los principales clústeres de producción de semiconductores existentes en Taiwán.

Taiwán destaca como uno de los centros geopolíticos más importantes del mundo, integrando la crucial primera cadena de islas que, en la práctica, actúa como un obstáculo significativo para la expansión naval de China hacia el océano Pacífico y, en última instancia, para sus aspiraciones hegemónicas. Sin embargo, su importancia no se limita únicamente a razones geopolíticas, ya que Taiwán también juega un papel clave en la escena global gracias a su destacada industria de semiconductores.

Los semiconductores, siendo elementos fundamentales para las economías modernas, son esenciales para el funcionamiento de una amplia gama de dispositivos, desde modernos cazas de quinta generación como el estadounidense F-35 hasta electrodomésticos comunes como lavadoras o frigoríficos. Taipéi se erige como un actor decisivo en las cadenas de suministro de este sector gracias a que sus fundiciones son capaces de fabricar los chips más avanzados de la industria.

No es un dato nuevo, pero sirve de punto de partida para comprender la magnitud: Taiwán es responsable de la producción del 41% de todos los chips procesadores a nivel mundial y aproximadamente del 90% de los más avanzados. La clave, o matiz distintivo, radica precisamente en este detalle: la fabricación de los chips más avanzados, aquellos que se utilizan para desarrollar programas de inteligencia artificial, computación cuántica, misiles inteligentes o los ordenadores más potentes del mundo, entre otros. En términos generales, la isla abarca más del 60% –el porcentaje puede variar– de la cuota global de producción de todos los semiconductores existentes en la actualidad, siendo Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) la principal empresa fabricante de microchips a nivel mundial, con una participación del 53%.

Para ampliar: Un mundo de dos chips: la pugna por el dominio de los semiconductores

La historia comienza con la aprobación de la construcción de la primera fábrica de semiconductores de Texas Instruments en Taiwán en 1968. En aquel entonces Taipéi se encontraba en una posición desesperada por diversificar sus conexiones con Estados Unidos. Los dirigentes taiwaneses creían que, si bien Washington podría no estar particularmente interesado en defender a Taiwán frente a una acción armada de China, sí podría estar dispuesto a hacerlo por Texas Instruments. Asimismo, en aquella época, las compañías estadounidenses se dieron cuenta de que externalizar la producción de microchips –un proceso que necesita inversiones mil millonarias– a Asia Oriental –una región con una mano de obra mucho más barata– les permitiría centrar todos sus recursos humanos y financieros en el diseño de semiconductores cada vez más avanzados.

Desde finales de la década de 1960, aprovechando esta coyuntura, los sucesivos gobiernos de Taiwán han realizado inversiones significativas en el desarrollo de su propia industria de semiconductores. Esta estrategia responde, además, a un pensamiento estratégico clave: la noción de que esta industria no solo representa un motor económico vital, sino que también configura un “escudo de silicio”, según palabras de la actual presidenta Tsai Ing-wen. Conforme a este planteamiento, la importancia de la isla a nivel global en un producto tan crucial como los semiconductores actúa como un freno contra posibles operaciones militares a gran escala por parte de China, al tiempo que obliga a Estados Unidos a comprometerse con la defensa de Taipéi.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.

Apúntate a nuestra newsletter

Te enviaremos cada semana una selección de los artículos más destacados, para que no te pierdas nada.