Portada | Oriente Medio y Norte de África | Convoyes rusos en el Mediterráneo: ¿nuevo paso en la expansión rusa en África? 

Convoyes rusos en el Mediterráneo: ¿nuevo paso en la expansión rusa en África? 

Ubicación de los puertos de Tartus y Tobruk. La presencia de empresas militares privadas (PMCs) rusas en territorio libio es aprovechada por Rusia como una puerta de acceso a África.
Ubicación de los puertos de Tartus y Tobruk. La presencia de empresas militares privadas (PMCs) rusas en territorio libio es aprovechada por Rusia como una puerta de acceso a África.

El 14 de abril de 2024, un convoy de buques de la armada rusa compuesto por el Ivan Gren –un buque de desembarco de la clase Ivan Gren (Pr. 11711)–, el Almirante Otrakovsky –un buque de desembarco clase Ropucha (Pr. 775)– y el Mercury –una corbeta clase Stereguschiy (Pr. 20380)– abandonaba el puerto de Tobruk en el noreste de Libia para dirigirse de regreso a su base en el puerto de la ciudad de Tartus, ubicada en la costa de Siria. 

Este convoy ruso –el segundo que realiza en el mes de abril la travesía entre los puertos de Tartus y Tobruk– ha trasladado una considerable cantidad de material militar de Siria a Libia. Si bien el envío de equipamiento militar entre ambos países por parte de Rusia no es novedoso, ya que durante la década pasada numerosos aviones de transporte militar rusos llevaron equipamiento entre ellos, el uso de la vía marítima es un acontecimiento sin precedentes y señala la expansión de los planes rusos en África.

Consecuencias para un conflicto congelado

Han pasado (casi) cuatro largos y complejos años desde que la Segunda Guerra Civil de Libia llegara a su fin en verano de 2020 tras la conclusión de la batalla de Tripolitania y el establecimiento de la llamada “línea de Sirte”. Estos acontecimientos permitieron el relanzamiento del proceso diplomático y político para la resolución del conflicto y llevaron, entre otras cosas, a la creación de un nuevo Gobierno de Unidad Nacional (GNU). 

Para ampliar: Nuevo gobierno de unidad nacional en Libia: ¿el final del túnel?

Sin embargo, lo cierto es que el proceso de resolución del conflicto no ha sido capaz de progresar más allá de este punto y el país continúa firmemente dividido entre el Ejército Nacional Libio (LNA) de Khalifa Haftar, actores locales dispersos por todo el país y las fuerzas leales al gobierno de Trípoli. Este estancamiento político ha generado una notable frustración a algunos de principales actores, entre los que destaca Khalifa Haftar, quien ha amenazado en repetidas ocasiones con que, si el proceso político no llega a buen puerto, retomará la vía de las armas. 

La llegada de grandes cantidades de material militar ruso al país podría indicar un proceso de rearme por parte del Ejército Nacional Libio (LNA) y sus aliados, que da más peso a las amenazas proferidas por Haftar y pone en riesgo el delicado equilibrio de fuerzas que, hasta el momento, ha impedido el estallido de una nueva guerra en suelo libio. Sin embargo, también existe otra posible hipótesis sobre estos envíos de armamento por la cual Libia no sería sino una pieza más en un puzzle mayor. 

Libia: La puerta de África para Moscú

El gobierno ruso ha mostrado en la última década un notable interés por expandir su influencia y presencia en África. Tras su desembarco en República Centroafricana, donde Rusia ha tenido un papel clave en la estabilización del gobierno, y en Libia, donde Wagner fue uno de los principales aliados de Haftar durante la Segunda Guerra Civil, las Empresas Militares Privadas (PMC) rusas, que conforman la cara más llamativa de la expansión de la influencia de Moscú en el continente, se han extendido recientemente por la región del Sahel.  

Esta expansión, que se ha acelerado drásticamente en el periodo 2023-2024, ha venido acompañada de sucesivas giras por parte de Yunus-bek Yevkurov, viceministro de Defensa ruso, por los principales países en los que las PMC rusas mantienen una presencia destacada: República Centroafricana, Mali, Burkina Faso, Níger y Libia. 

Para ampliar: La presencia rusa en África según las filtraciones del Pentágono

La presencia de Libia en esta lista se debe a que el país norteafricano es la puerta de entrada de Moscú al continente. Rusia ha mantenido el despliegue de sus PMC en el territorio controlado por las tropas de Haftar tras el fin de la guerra y ha estado utilizando, tanto durante el conflicto como después del mismo, los aeropuertos ubicados en este como lugar de paso para las PMC. Esta visión de Libia como vía de acceso a África se ve reforzada por la existencia de continuos reportes de que Rusia está tratando de alcanzar un acuerdo con Haftar para el establecimiento de una base naval rusa en Tobruk.  

Teniendo en cuenta este rol de Libia en los planes rusos para África, no podemos descartar la posibilidad de que este envío de armamento no tenga como destino final Libia, sino que esta sea meramente una parada en un camino que los lleva al interior del continente, donde Rusia continúa expandiéndose e incrementando sus fuerzas e influencia. 

Independientemente de cuál sea el destino final de este equipamiento militar, lo cierto es que la decisión rusa de enviar armas por vía marítima de Siria a Libia, al ser una acción sin precedentes, es una clara señal de la ampliación de los planes del Kremlin para con el continente africano. 

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.