Portada | África Subsahariana | Aumenta la tensión política en Chad tras el ataque armado en Yamena

Aumenta la tensión política en Chad tras el ataque armado en Yamena

Soldados del ejército de Chad.
Soldados del ejército de Chad. Fuente: Ministerstvo obrany České republiky

En la madrugada del 28 de febrero, un grupo de personas armadas atacó la sede de la Agencia Nacional de Seguridad del Estado (ANSE) de Chad buscando rescatar a un individuo que había sido acusado de intentar asesinar al presidente del Tribunal Supremo, Ahmed Torabi, nueve días antes. El número de muertos no se ha especificado, pero las autoridades chadianas hablan de una cantidad considerable.

En respuesta al ataque, el gobierno convocó urgentemente un consejo de emergencia, implementó la interrupción temporal de las comunicaciones y desplegó fuerzas en la capital. Además, atribuyó la responsabilidad del suceso al Partido Socialista Sin Fronteras (PSF), uno de los principales partidos opositores en Chad. Sin embargo, la formación ha rechazado estas acusaciones. Posteriormente, la sede del PSF fue objeto de un violento asalto, que resultó en numerosas personas heridas y en el asesinato de su líder, Yaya Dillo.

Para ampliar: Semanas de urnas y armas en Chad: ¿qué pasará después de Idriss Deby?

Si bien Yaya-Dillo estaba vinculado a la familia gobernante Déby, la naturaleza exacta de su parentesco aún no se ha esclarecido. Su formación política se separó del Movimiento Patriótico de Salvación cuando el partido oficialista todavía era liderado por el padre del actual presidente de transición Mahammat Idrss Déby Jr. Desde entonces, la presión contra PSF no ha hecho más que ir en aumento; en 2021 las fuerzas de seguridad trataron de detener a Dillo. La rivalidad entre el opositor y el dirigente chadiano también se trasladan a la política exterior del país. La familia en el poder pertenece al grupo étnico zaghawa, que se extiende por Sudán y ha sufrido ataques de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) sudanesas. En este contexto, Deby apoya a las RSF, pese a las críticas internas recibidas, mientras que Dillo rechazaba esta estrategia.

El ataque contra la ANSE se ha producido tan solo un día después de que la Agencia Nacional de Gestión Electoral (ANGE) anunciase la celebración de elecciones, siendo la primera vuelta el 6 de mayo y la segunda el 22 de junio. Los comicios se darán siete meses antes de la fecha límite que estableció el presidente Deby Jr para dejar el poder. Aunque se desconoce la identidad de los responsables, se desconfía de la versión dada por el gobierno ya que no tendría mucho sentido realizar un ataque de semejante calibre habiéndose fijado una fecha para celebrar elecciones, una de las demandas exigidas por la oposición.

Los sucesos han sido rechazados por algunas organizaciones regionales. La Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEEAC), por ejemplo, ha condenado “en los términos más enérgicos” la violencia “extrema que ha sucedido en el país”. Al mismo tiempo, ha solicitado a los actores políticos que actúen con moderación y usen medios pacíficos para resolver las disputas.

Chad se encuentra bajo un gobierno de transición desde 2021, cuando el presidente Idriss Déby fue asesinado en el frente de batalla y su hijo dio un golpe de Estado. Déby padre había gobernado férreamente Chad durante tres décadas y su muerte fue vista por la oposición como una forma de poder realizar elecciones, pero la toma de poder por parte de Déby Jr frustró esas aspiraciones, al menos en el corto plazo. Asimismo, el presidente de transición ha anunciado su intención de presentarse a las elecciones.

Para ampliar: La presencia francesa en Chad: pasado y perspectivas de futuro

Pese al cambio de dirigente, Déby Jr mantuvo la línea de política exterior de su padre con un importante acercamiento a Francia. Sin embargo, la situación regional se ha deteriorado gravemente con el paso de los años, por lo que el gobierno de transición chadiano se ha visto obligado a optar por una política exterior más provocativa. Esto se ha visto en dos cuestiones: una mayor implicación en los asuntos regionales –como la mediación con la junta militar de Níger– y la búsqueda de nuevas alianzas con actores externos como Rusia.

El país parecía estar saliendo de un periodo de incertidumbre política cuando en diciembre de 2023 los chadianos votaron en un referéndum constitucional en el que el Sí ganó con un 86% de los votos. Esta nueva constitución introducía cambios como la creación de consejos locales, la reducción del mandato presidencial de seis a cinco años y del límite de edad para presentarse a las elecciones presidenciales –situándose en 35 años– o la promoción de la independencia de la agenda electoral del gobierno.

Los acontecimientos de los últimos días, no obstante, han tensado enormemente una situación política que parecía comenzar a estabilizarse. Ahora las elecciones son principal paso a seguir para el devenir del país, en los próximos meses podremos ver como se materailiza.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.