Portada | América | Estados Unidos reprime las protestas por Palestina

Estados Unidos reprime las protestas por Palestina

Acampada organizada en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, a favor de Palestina.
Acampada organizada en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, a favor de Palestina. Fuente: عباد ديرانية

Durante las últimas semanas han crecido las protestas en Estados Unidos contra el apoyo a Israel y en favor de Palestina. En los campus universitarios los estudiantes, y también profesores, han organizado acampadas y han ocupado las facultades para exigir a las instituciones académicas que “no se utilicen sus impuestos y matrículas para financiar un genocidio”, pidiendo además que terminen las inversiones en Israel. Las movilizaciones han inspirado al menos 50 sentadas en universidades, que van desde la Ivy League a las escuelas estatales.

La Universidad de Columbia, en Nueva York, ha sido uno de los epicentros de estas protestas, lideradas por Columbia University Apartheid Divest junto con Students for Justice in Palestine (SJP) y Jewish Voice for Peace (JVP). Las autoridades universitarias han respondido permitiendo la entrada de la policía para desmantelar el campamento y realizar arrestos masivos; casi 300 personas fueron detenidas la noche del 30 de abril. Es la primera vez desde las manifestaciones contra la guerra de Vietnam en 1968 que la universidad permite el acceso de las fuerzas de seguridad. De hecho, la represión policial se produce en el 56 aniversario de los mismos acontecimientos durante la guerra de Vietnam, cuando se desplegaron 1.000 agentes en la Universidad de Columbia y se arrestaron a 720 estudiantes.

Para ampliar: La Nakba como eje central de la identidad palestina

Otro de los puntos de importancia ha sido la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), donde los manifestantes fueron atacados por partidarios de Israel. Portando banderas de apoyo a Israel y gritando “segunda Nakba“, este grupo intentó romper las barricadas que rodeaban el campamento, lanzaron fuegos artificiales y agredieron a los estudiantes con palos y gas pimienta, mientras la policía observaba sin intervenir. Este tipo de grupos de vigilantes han realizado numerosas provocaciones que han servido para justificar la represión policial. Por ejemplo, uno gritó “maten a los judíos” en la Universidad del Nordeste, Boston, lo que llevó al arresto de 100 personas, pero no al provocador. Además de las actuaciones policiales, las universidades también han abierto expedientes disciplinarios contra los estudiantes y han impuesto sanciones, incluidas expulsiones.

La Casa Blanca ha calificado las protestas de “antisemitas” y “violentas”, a pesar del carácter ampliamente pacífico de las mismas y la participación de organizaciones judías. También ha condenado el uso del término “intifada”, que significa “rebelión” en árabe, como “discurso de odio”. Aquí también podemos ver similitudes con las protestas contra la guerra de Vietnam, ya que al igual que le ocurrió al presidente Lyndon B. Johnson, Joe Biden enfrenta una difícil reelección que podría verse afectada por las movilizaciones.

Si bien Johnson terminó por abandonar la carrera, la diferencia está en que Biden no cuenta con rivales a su izquierda que planteen desplazarle de la nominación demócrata. Aunque, sin duda, habrá que estar atentos a la convención demócrata de Chicago, que podría convertirse de nuevo en un punto central de las manifestaciones. La posición fervientemente pro-israelí de Biden, enormemente impopular entre su electorado, podría hacerle perder las elecciones. Por citar una de las última encuestas, el 36% de los adultos estadounidenses concuerda con que Israel está cometiendo un genocidio contra los palestinos. Entre los votantes de Biden esta cifra se sitúa en el 57%. 

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.