Portada | Oriente Medio y Norte de África | Armenia continúa distanciándose de Rusia y la CSTO

Armenia continúa distanciándose de Rusia y la CSTO

Nikol Pashinyan, presidente de Armenia, a la derecha de Vladimir Putin, participa en una cumbre de la CSTO en 2021.
Nikol Pashinyan, presidente de Armenia, a la derecha de Vladimir Putin, presidente de Rusia, participa en una cumbre de la CSTO en 2021. Fuente: Presidential Executive Office of Russia

En las últimas semanas, las autoridades armenias han expresado su intención de retirarse de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO), una especie de contraparte de la OTAN liderada por Rusia, y de evacuar al personal de seguridad ruso del aeropuerto de Ereván. Mientras tanto, Azerbaiyán continúa eliminando la presencia armenia en Nagorno Karabaj, enclave controlado tras la operación militar de septiembre de 2023, como lo demuestra el derribo del parlamento de Stepanakert.

El distanciamiento entre Armenia y la CSTO ha sido evidente durante varios meses. A finales de febrero de 2024, el presidente armenio, Nikol Pashinyan, anunció la suspensión de facto de la participación de Armenia en la CSTO. Esta decisión se fundamenta en la percepción de Ereván de que la organización no ha cumplido con sus obligaciones de seguridad, especialmente durante los ataques azeríes en 2020 y 2023. Pashinyan también señaló que esta suspensión podría convertirse en oficial si la postura de la CSTO no cambia en los próximos meses, aunque esta posibilidad parece poco probable.

Para ampliar: Limpieza étnica en Nagorno-Karabaj

Dentro del creciente distanciamiento entre el Kremlin y Armenia, otro acontecimiento significativo tuvo lugar el martes 5 de marzo de 2024, cuando el ministro de Relaciones Exteriores armenio, Ararat Mirzoyan, anunció una solicitud formal a Rusia para que retire los guardias fronterizos que operan en el aeropuerto de Ereván. Estas unidades fueron desplegadas en 1992 para respaldar la independencia recién adquirida por Armenia. Actualmente, las autoridades armenias consideran que tienen la capacidad institucional necesaria para llevar a cabo las labores fronterizas de forma autónoma. Si bien también hay efectivos rusos en las fronteras terrestres con Turquía e Irán, Mirzoyan aclaró que la solicitud se limita únicamente a los guardias del aeropuerto.

Moscú ha respondido a esta demanda cuestionando las declaraciones del ministro armenio, argumentando que no han recibido ninguna comunicación formal al respecto. Además, el Kremlin ha afirmado que dentro de la CSTO no existe la posibilidad de una suspensión temporal de la participación, contradiciendo lo expresado por Pashinyan. La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Maria Zakharova, fue citada por la agencia de comunicación rusa TASS el miércoles declarando que Rusia y Armenia deberían vivir “en paz y armonía”. Sin embargo, según medios como JamNews, financiado por actores occidentales, estas declaraciones estuvieron acompañadas de una amenaza velada al comparar el destino de Armenia con el de Ucrania en caso de seguir apostando por el acercamiento a Occidente.

Mientras Armenia reajusta sus alianzas exteriores, fortaleciendo especialmente sus lazos con Francia mediante la firma de acuerdos en materia de defensa, Azerbaiyán prosigue con su proyecto de eliminar cualquier vestigio de autonomía armenia en el territorio de Nagorno Karabaj. Recientemente, la televisión azerí transmitió imágenes del derribo de la Asamblea Nacional de Artsaj en Stepanakert, justificando que no cumplía con los estándares arquitectónicos.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.