Portada | Europa | Rusia captura Avdíivka

Rusia captura Avdíivka

Imagen aérea de Avdíivka, ciudad capturada por Rusia.
Imagen aérea de Avdíivka, ciudad capturada por Rusia.

La madrugada del 17 de febrero de 2024 conocíamos que el comandante de las Fuerzas Armadas ucranianas, el general Oleksandr Syrskyi, daba la orden de que la guarnición de Avdíivka se retirara. Desde hacía más de una semana la situación de las unidades que defendían la fortaleza de Avdíivka, en el óblast de Donetsk, se había vuelto muy difícil. Con anterioridad, Moscú ya había intentado cercar la urbe, pero fracasó. En octubre de 2023 se puso en marcha otra nueva ofensiva que, a pesar de las pérdidas, poco a poco fue ganando terreno y dejó a los defensores en una posición muy difícil.

Desde el estallido de la guerra de Donbás, en 2014, la pequeña ciudad de Avdíivka había quedado en primera línea de frente y se había convertido en una fortaleza del ejército ucraniano. Durante años se levantaron numerosas fortificaciones en la zona, al tiempo que se convertía en una base desde la cual actuaba la artillería ucraniana que bombardeaba el área urbana de Dónetsk, situada a escasos kilómetros. Esta situación se mantuvo durante años, incluso tras el estallido de la guerra ruso-ucraniana en 2022. Cuando la contraofensiva de Zaporiyia se encontraba en sus estertores finales, las fuerzas rusas pusieron en marcha en marcha el asalto de esta fortaleza. Con el paso de los meses la situación de los defensores se hizo muy difícil.

Para ampliar: Ucrania, entre el pesimismo y la realidad

A comienzos de febrero la guarnición de Avdíivka se encontraba en una situación de semi-cerco en lo que en el argot militar se conoce como «caldero». La vía del ferrocarril ya había sido interceptada por las unidades rusas y solo quedaba una carretera de asfalto que enlazase el casco urbano con la retaguardia ucraniana. Una posible retirada de la guarnición, que había sido motivo de especulación entre los analistas militares, no tuvo lugar. Durante los últimos días los avances rusos hacia el interior de la urbe, en dirección a la estación de ferrocarril, terminaron interceptando dicha carretera. De esta forma, se cortaba la ruta de suministros y una posible vía de escape para la guarnición. Paralelamente, las posiciones fortificadas al este de la ciudad eran capturadas por las fuerzas rusas, incrementando aún más la presión sobre los defensores.

Demasiado tarde, el alto mando ucraniano movió ficha y autorizó la retirada. Eso ocurría de madrugada, cuando la única vía de escape era campo a través, bajo el fuego de la artillería rusa. A medida que fue avanzando la mañana el goteo de informaciones que se han ido conociendo permitían dibujar lo que ha ocurrido en Avdíivka. Por los canales prorrusos de la red social Telegram circulaban vídeos de los soldados rusos tomando distintas posiciones dentro del casco urbano propiamente dicho, como el edificio de la administración municipal o la estación de ferrocarril. También circulaban vídeos con presuntos prisioneros ucranianos o soldados muertos en la retirada. Pasado el mediodía se confirmaba oficialmente la conquista de la ciudad, si bien en la zona industrial del noroeste continuaba la resistencia.

No queda claro cuántos defensores ucranianos han podido llegar a las líneas de su ejército más al oeste, y en qué grado ha podido realizarse la retirada. Tampoco se sabe cuántos prisioneros ha podido hacer el ejército ruso. Pero sí puede adivinarse ya el golpe político y militar que supone para Ucrania la pérdida de su principal fortaleza en el Donbás. Tras el fracaso de la contraofensiva de Zaporiyia, la pérdida de Avdíivka supone otra mancha para un Zelensky cada vez más cuestionado en su gestión de la guerra. Rusia ve coronada la que ha sido su principal operación ofensiva desde hace meses, cuya consecución ha tenido un importante coste en hombres y recursos.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.