Portada | América | Nuevas Ideas, partido de Nayib Bukele, saca adelante un acuerdo de reforma de la Constitución salvadoreña

Nuevas Ideas, partido de Nayib Bukele, saca adelante un acuerdo de reforma de la Constitución salvadoreña

Nayib Bukele, del partido Nuevas Ideas, durante la toma de posesión como presidente de El Salvador.
Nayib Bukele, del partido Nuevas Ideas, durante la toma de posesión como presidente de El Salvador. Fuente: Gobierno Danilo Medina – bajo CC BY-NC-ND 2.0 DEED

El 29 de abril se aprobó en la Asamblea Legislativa de El Salvador un acuerdo de reforma a la Constitución del país. Concretamente se modificó el artículo 248, que establece el proceso que se debe seguir para reformar la carta magna, el cual es bastante complejo, ya que requiere de dos legislaturas para llevarse a cabo. En la primera, el acuerdo de reforma debe contar con una mayoría simple de los votos, mientras que en la segunda se necesitan al menos dos tercios. El cambio introducido habilita a que este proceso se realice en una sola legislatura y con el voto de tres cuartas partes de los diputados.

Nuevas Ideas, del presidente Nayib Bukele, planteó de forma inesperada este acuerdo que fue aprobado con dispensa de trámites, consiguiendo 66 votos del partido gobernante, además del apoyo de sus aliados. En contra votaron 16 diputados pertenecientes al Partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Vamos y Nuestro Tiempo. Esta propuesta resultó sorpresiva porque la legislatura 2021-2024 finalizaba formalmente el 30 de abril, por lo que el oficialismo consigue aprovechar la aritmética electoral favorable de dicha legislatura y la resultante de los comicios de febrero de 2024, donde consiguió 57 de 60 diputados. Esto garantiza que la segunda votación, correspondiente al mandato que abarca de 2024 a 2027, ya está asegurada debido a la distribución de escaños.

Para ampliar: Nayib Bukele y el asalto del Estado

Desde Nuevas Ideas se alega que lo que han hecho ha sido añadir “un candado más”, con la exigencia de que se tengan que reunir tres cuartas partes de los apoyos. Los 10 diputados oficialistas firmantes además defienden que la Constitución debe ser un “organismo viviente” e irse adaptando. Por su parte, las fuerzas en la oposición critican no solo la modificación, sino la forma en cómo se ha llevado a cabo. Denuncian distintas irregularidades, como que la reforma se hizo fuera de plazo, alegando que debió haber sido antes de las elecciones del 4 de febrero. Además, añaden que no se sometió al escrutinio de los votantes, ni siquiera a un debate en el seno de la Asamblea, pues el proceso en sí duró unas pocas horas. 

Más allá de las críticas de carácter técnico o formal, la oposición argumenta que con esta reforma constitucional se está alcanzando un nivel preocupante de arbitrariedad que puede conllevar la limitación de ciertos derechos ciudadanos, como la libertad de expresión o de prensa. De igual forma, se señala la ausencia de contrapesos en relación al poder acumulado por el gobierno de Nayib Bukele. Desde la oposición salvadoreña la única esperanza reside en la comunidad internacional y en organismos como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y más concretamente en la Carta Democrática Interamericana, aunque parece que la respuesta ha sido bastante tibia.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.

Noticias relacionadas