Portada | Europa | La Comisión Europea publica su plan para impulsar una industria de guerra

La Comisión Europea publica su plan para impulsar una industria de guerra

La Comisión Europea busca convertir a la Unión en una potencia industrial militar.
La Comisión Europea busca convertir a la Unión en una potencia industrial militar. Fuente: © European Union 2014 – European Parliament – bajo CC BY-NC-ND 2.0 DEED

La Comisión Europea ha revelado finalmente su plan para convertir a la Unión Europea en una potencia industrial militar. Los líderes de la Comisión han presentado la estrategia bajo sonoros eslóganes, tales como “Europa está siendo amenazada” o que es una respuesta a “la agresión de Rusia a Ucrania”. La finalidad primordial es mejorar las capacidades de defensa del bloque, promoviendo la integración de las industrias de los Estados miembro y reduciendo la dependencia de la adquisición de armamento fuera del continente.

Los objetivos de la estrategia industrial europea son ambiciosos; adquirir conjuntamente al menos el 40% de los equipos de defensa de aquí a 2030; garantizar que, para 2030, el valor del comercio intracomunitario de defensa represente al menos el 35% del valor del mercado de defensa europeo; asegurar para 2030 que el 50% del material militar que se compre esté producido dentro de la Unión, porcentaje que debe aumentar al 60% en 2035.

Para ampliar: La industria de defensa europea: un avión que no despega

La Comisión reconoce que los Estados miembros no solo adquieren armas individualmente, sino que también las compran a países externos. Según datos de 2022, el 78% de las compras de defensa se realizaron fuera de la Unión, con un 63% de estas importaciones procedentes de Estados Unidos. Además, solo el 18% de las adquisiciones entre 2021 y 2022 fueron compras conjuntas entre los países europeos. En este contexto, Bruselas propone un nuevo enfoque para fortalecer la industria europea y así poder competir con las principales potencias mundiales.

Cabe recordar que la Unión Europea no tiene competencias en defensa y política exterior; las tienen los Estados miembro. Sin embargo, sí tiene en el mercado único, que es donde la Comisión pretende hacer girar su estrategia. Bruselas quiere utilizar el presupuesto de la Unión para financiar la producción de munición e incentivar la adquisición conjunta en el largo plazo. Para ello ha presentado el llamado Programa Europeo de Inversiones en Defensa, un fondo de 1.500 millones de euros para incentivar a los países del bloque a “actuar juntos”. Aun así, se deja claro que ese dinero es una cifra simbólica, y de hecho, el comisario del mercado único, Thierry Breton, ha señalado que sería necesaria una partida de 100.000 millones de euros.

El dinero, por tanto, es importante. Para articular una política industrial de defensa potente es necesario una inversión de considerables dimensiones. El Alto Representante, Josep Borrell, ha propuesto usar los activos rusos congelados para financiar el apoyo a Ucrania, una medida polémica que tendría graves consecuencias y podría abrir un peligroso precedente.

Para ampliar: El eterno retorno de la guerra industrial

Además, se ha planteado la posibilidad de utilizar eurobonos –deuda común– para financiar le industria de defensa, una opción que países como Francia o Estonia apoyan. Sin embargo, tiene la oposición de los “frugales” –como Países Bajos y Suecia–, que no solo se oponen a la idea por temas económicos, sino que rechazan que la Comisión adquiera un mayor poder. Alemania también es un país que se muestra contrario a este mecanismo en un contexto de debate interno sobre la vuelta de la austeridad. 

El plan de la Comisión Europea para revitalizar y desarrollar la industria europea es ciertamente ambicioso, siendo interesante que busque una menor dependencia de las armas estadounidenses. Más allá de eso, requiere de una gran voluntad política y una estrategia común de largo plazo. Una cuestión que puede estar en duda sobre todo por la retórica belicista de los líderes europeos que no augura un debate serio y reflexivo sobre una cuestión con múltiples aristas y complejidad.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.