Portada | Oriente Medio y Norte de África | Israel también declara la guerra a los periodistas palestinos

Israel también declara la guerra a los periodistas palestinos

Periodistas palestinos graban a médicos trasladando al hospital  a heridos tras un ataque israelí.
Periodistas palestinos graban a médicos trasladando al hospital a heridos tras un ataque israelí. Fuente: Palestinian News & Information Agency – CC BY-SA 3.0 DEED

Decenas de periodistas han sido asesinados, arrestados, heridos o amenazados desde el estallido de la guerra de Gaza. Una de las últimas víctimas mortales ha sido Belal Jadallah, un conocido periodista palestino muerto por un ataque israelí en la ciudad de Gaza el 19 de noviembre. Pese a que la situación tampoco era buena antes de la contienda, la región se ha convertido en un entorno excepcionalmente hostil para los trabajadores de los medios de comunicación, lo que plantea graves obstáculos para informar sobre el conflicto en curso. 

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) ha investigado y documentado activamente bajas e incidentes desde el inicio de las hostilidades, revelando un inquietante patrón de acciones selectivas contra periodistas no solo en Gaza, también en Cisjordania, Israel y el sur del Líbano. Las investigaciones del CPJ indican que hasta el 1 de diciembre al menos 61 periodistas y trabajadores de medios han muerto: 54 eran palestinos, cuatro israelíes y tres libaneses. Por otro lado, al menos 11 periodistas han resultado heridos, tres están desaparecidos y 19 han sido detenidos. El informe detalla los incidentes y circunstancias que rodean las muertes, lesiones y desapariciones durante este periodo. 

Por otro lado, el número de víctimas va más allá del daño profesional, ya que muchos de los profesionales han perdido trágicamente a miembros de su familia durante su cobertura de la guerra. Uno de los casos más cruentos ha sido el de la familia del fotoperiodista palestino Yasser Qudih: ocho de sus miembros murieron el 13 de noviembre cuando su casa en el sur de Gaza fue alcanzada por cuatro misiles israelíes.

Para ampliar: Conflicto Israelí – Palestino

Este incidente se produjo cinco días después de que un informe de HonestReporting –grupo que “combate” lo que describe como “prejuicios ideológicos” en la cobertura mediática de Israel– intuyese que Qudih y otros tres fotógrafos de Gaza tenían conocimiento previo del ataque realizado por Hamás el 7 de octubre. Si bien medios de comunicación como Reuters rechazaron esta información y el propio HonestReporting acabó retirando las acusaciones, su informe llevó a la oficina de Netanyahu a tuitear que los fotógrafos eran cómplices de “crímenes contra la humanidad” y al ministro de Defensa Benny Gantz a decir que “no se diferencian de los terroristas”. Qudih sobrevivió al ataque.

Además de los ataques deliberados al gremio, reporteros de diversos medios internacionales –como la BBC, Al JazeeraReutersRT Arabic o Al Araby TV– han denunciado obstrucciones a su labor informativa por parte de las fuerzas de seguridad israelíes, así como amenazas, agresiones y ataques por parte de colonos. A esta crítica situación hay que sumar las medidas de censura a mayor escala, como el cierre de medios de comunicación, ciberataques a organizaciones como el Sindicato de Periodistas Palestinos, la denegación de credenciales de prensa o propuestas de leyes que podrían poner fin a las emisiones consideradas perjudiciales para la “moral nacional”. Un ejemplo significativo es el cierre temporal de la qatarí Al Jazeera y la libanesa Al-Mayadeen en consonancia con la normativa de emergencia que permite al gobierno israelí cerrar medios de comunicación extranjeros considerados una amenaza para la seguridad nacional.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.