Portada | Oriente Medio y Norte de África | Importante derrota del AKP de Erdogan en las elecciones locales turcas

Importante derrota del AKP de Erdogan en las elecciones locales turcas

El presidente Recep Tayyip Erdogan ha sufrido una dura derrota en las elecciones locales turcas.
El presidente Recep Tayyip Erdogan ha sufrido una dura derrota en las elecciones locales turcas. Fuente: kremlin.ru – bajo CC BY 4.0 DEED

El principal partido opositor de Turquía, el socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), se ha hecho con la victoria en las elecciones locales turcas ganando en el global de voto con un 37,74% y conservando importantes alcaldías como las de Estambul o Ankara. El segundo puesto del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) con un 35,49% supone un duro golpe para el presidente Recep Tayyip Erdogan en las que, según sus propias palabras, han sido sus últimos comicios al frente del país. 

Una de las grandes sorpresas fue la gran irrupción del Nuevo Partido del Bienestar como tercera fuerza con un 6,19% del sufragio, una formación política de ideología islamista y conservadora que cuenta con cinco diputados en el parlamento turco. El DEM, nombre con el que se presentaba el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) por los temores de ilegalización, ha obtenido un 5,68% y un gran número de alcaldías en las regiones kurdas. Por detrás han quedado el Partido de Acción Nacionalista (MHP), principal apoyo de Erdogan en el parlamento, y el Partido Bueno (IYI), cuya presidenta Meral Akşener ha presentado su dimisión tras los malos resultados.

Para ampliar:

Especialmente contundente fue la victoria del CHP en Ankara, donde se hizo con un 60,35% de los sufragios, casi 30 puntos más que el candidato del AKP. Mansur Yavaş consigue de esta forma revalidar la alcaldía de la capital del país, donde miles de personas salieron a las calles bajo el grito de “Turquía es y será secular”. Si bien con una diferencia menor, el actual alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu, también continuará al frente del consistorio tras derrotar al exministro de Urbanismo Murat Kurum. Sin embargo, podría no finalizar su legislatura, ya que se espera su candidatura para las próximas elecciones presidenciales de 2028, siendo una de las figuras políticas con más posibilidades de suceder a Erdogan.

El presidente turco se había volcado en la campaña electoral, ofreciendo hasta cuatro mítines diarios; el mismo día de la votación afirmó que se trataba del “inicio de una nueva era”. Su principal objetivo era recuperar la alcaldía de Estambul, de la que él mismo fue alcalde y donde enfocó algunos de sus principales proyectos como la construcción del tercer aeropuerto o el canal que debe unir el mar Negro con el mar de Mármara. Cabe recordar que en 2019 se ordenó la repetición electoral tras la victoria de Imamoglu debido a supuestas irregularidades que Erdogan denunció como una “usurpación de votos”, aunque el candidato socialdemócrata volvería a imponerse semanas después. En aquellas elecciones el CHP contó, igual que en el resto de las principales ciudades, con el apoyo del HDP, circunstancia que no se ha podido repetir esta vez tras las desavenencias entre ambos partidos a raíz de las elecciones presidenciales de 2023.

En el resto de las urbes turcas más importantes como Izmir, Antalya, Bursa o Esmirna el triunfo también fue para el CHP y el partido de Erdogan incluso perdió en algunos de sus principales feudos de Anatolia o la costa del mar Negro. De las 81 provincias en las que se divide el país, el CHP venció en 35 –obtuvo 22 en 2019–, el AKP en 24 –38 en 20019–, el MHP en 8 y el DEM en 10, todas ellas en las regiones sudorientales como Diyarbakir, la principal ciudad de población kurda, repitiendo las importantes victorias del HDP en 2019 que no impidieron que muchos de los alcaldes se encuentren actualmente en prisión.

Para ampliar:

“Los votantes han decidido poner fin al desequilibrio de poder (…) queremos que nos devuelvan el Estado de derecho”, declaraba el presidente del CHP, Özgür Özel, ya bastante avanzado el escrutinio. Por su parte, Erdogan reconoció la derrota y afirmó que el pueblo turco había enviado “señales a los líderes políticos”. Desde la sede del AKP en Ankara, el presidente turco calificó el resultado como “un punto de inflexión”, aunque “no como un final para nosotros”. Estos resultados representan el peor desempeño electoral del AKP desde 2001.

Las elecciones locales turcas tampoco estuvieron exentas de polémica y desde la oposición señalaron diversas irregularidades. El líder del CHP denunció el traslado de soldados y policías para votar en las provincias kurdas y diversos observadores de asociaciones de derechos humanos aseguraron que se les impidió acceder a los colegios electorales. Además, diversos periodistas denunciaron que se les expulsó de los centros de votación antes de iniciarse el recuento y algunos denunciaron la existencia de sobres sellados con papeletas del AKP antes de la votación. Por otro lado, al menos dos personas fallecieron en enfrentamientos relacionados con las elecciones, entre ellos un delegado de DEM en la provincia de Diyarbakir.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.