Portada | América | Caso Rolex, la investigación de la Fiscalía peruana contra la presidenta Dina Boluarte

Caso Rolex, la investigación de la Fiscalía peruana contra la presidenta Dina Boluarte

Dina Boluarte, presidenta de Perú, investigada por el Caso Rolex.
Dina Boluarte, presidenta de Perú, investigada por el Caso Rolex. Fuente: presidencia de Perú

El viernes 29 de marzo de 2024 fue allanado el domicilio de la presidenta de Perú, Dina Boluarte, al igual que el Palacio Nacional. Estas actuaciones, llevadas a cabo por la Policía Nacional y el Ministerio Público, se enmarcan en una investigación contra la mandataria por un supuesto caso de corrupción, enriquecimiento ilícito y no haber declarado la posesión de varios relojes de lujo de la marca Rolex, que le dan el nombre al caso.

El denominado Caso Rolex surge a raíz de una investigación periodística que realizó un programa local conocido como La Encerrona, el cual publicó imágenes en las que se podía apreciar a Dina Boluarte luciendo estos relojes en eventos públicos. Según este medio, la presidenta adquirió cerca de 14 relojes de la marca Rolex desde que fue nombrada vicepresidenta durante el gobierno de Pedro Castillo. Como consecuencia, el 18 de marzo, la Fiscalía inició una serie de diligencias previas, al igual que también hizo la Contraloría, que comenzó a realizar averiguaciones para verificar sus declaraciones de ingresos y bienes.

Durante las pesquisas se detectaron ciertas incongruencias entre lo que percibe de salario y el coste de los relojes, además de haber recibido depósitos de dinero cuyo origen se desconoce. La cuantía percibida asciende a cerca de 1 millón de soles, casi 300.000 dólares, y presumiblemente se realizaron antes de que tomara el cargo, aproximadamente entre 2016 y 2022, según la Unidad de Inteligencia Financiera, perteneciente a la Superintendencia de Banca y Seguros.

Para ampliar: Crónica de un 7 de diciembre, el final de Pedro Castillo

En vista de estas circunstancias, la Fiscalía optó por citar a declarar a la presidenta, quien no compareció. Esta decisión fue interpretada como un posible intento de destrucción de pruebas, lo que desencadenó las posteriores diligencias realizadas en su residencia en el distrito de Surquillo, Lima, así como en su vehículo personal y en el Palacio Nacional. Ante la falta de respuesta en su domicilio, se procedió a realizar el ingreso por la fuerza. A pesar de los registros efectuados, no se hallaron los relojes mencionados, pero se encontraron algunas joyas y documentación, entre la que figuraba la compra de un Rolex en julio de 2023.

Dina Boluarte reaccionó a los registros calificándolos de “medida arbitraria, desproporcionada y abusiva”. Añadió que todo lo que tiene lo ha conseguido por sus propios medios, desmintiendo cualquiera acusación de corrupción en su contra. En el seno de su propio gobierno, tres ministros renunciaron a sus puestos sin dar razones. Se trata de las carteras de Interior, Educación y Mujer. Este hecho fue aprovechado por Boluarte para reestructurar, la misma noche de los registros, hasta seis ministerios. 

Por su parte, los partidos de la oposición se mostraron críticos en líneas generales, siendo los de izquierdas los que fueron más lejos, llegando a promover hasta dos mociones de vacancia (destitución). Al no contar con los apoyos suficientes, el Pleno del Congreso no las admitió. La primera apenas obtuvo 33 votos a favor y la segunda 32, siendo necesarios 48 como mínimo. Votaron a favor los diputados de Perú Libre –partido por el que Boluarte fue elegida–, Cambio Democrático-Juntos por el Perú, Acción Popular, Perú Bicentenario y Bloque Magisterial. Evitaron que saliera adelante los votos de Fuerza Popular, Alianza para el Progreso, Renovación Popular, Somos Perú y algunos miembros del Bloque Magisterial.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.