Ola de huelgas en Reino Unido

Reino Unido se ve agitado por una multitud de huelgas ante el descontento en cada vez más sectores entre las condiciones laborales, el alza de los precios en un 10.1% y el anuncio del aumento de la factura de la energía en un 80%. Las fuertes movilizaciones que meses antes del verano de 2022 se vivieron en sectores clave como el transporte abonaban el terreno para que, lejos de solucionarse el problema de la falta de mano de obra tras el Brexit y las leyes migratorias restrictivas, creciese el problema de manera aún más grave por el encarecimiento de la vida.

A finales de agosto han destacado los parones de unos 2.000 trabajadores en el puerto de Felixstowe, el mayor de toda Inglaterra, en Suffolk, esencial para el comercio. El sindicato ha rechazado un aumento del 7% del sueldo pues debido al aumento superior en el coste de la vida.

Desde el 18 de agosto, Edimburgo vive en huelga entre los trabajadores de limpieza urbanos, recogida de basuras. El Partido Nacional Escocés declara que es un peligro para la salud mientras se negocian mejores salarios. Desde el 6 de septiembre la huelga en Escocia se amplía a trabajadores de basura de unas 20 localidades, trabajadores de escuelas en Glasgow, East Renfrewshire, Inverclyde, Angus, Dundee City, Tayside, North Lanarkshire y South Lanarkshire. Personal sanitario plantea unirse. Se espera que 13.000 personas se unan a la huelga de basuras y escuelas en Escocia. La empresa responsable ha pasado de ofrecer un aumento salarial del 2% a uno del 5% pero los sindicatos ni siquiera van a consultarlo con sus miembros hasta que no llegue una «oferta decente».

80.000 trabajadores de correos votaron con un 99% a favor de la huelga. La oferta de la empresa Royal Mail es de un aumento salarial del 2% más un 1.5% si se renuncia a otras condiciones, lo cual el sindicato considera inaceptable. Royal Mail asegura haber ofrecido un 5’5%. También hay huelga de correos en las sucursales de Post Office. El sindicato dice que los empleados no recibieron ninguna subida salarial en 2021/22 y se propuso un 3% para 2022/23.

El personal examinador del AQA inició su segunda huelga. Este organismo sirve para la obtención del Certificado General de Educación Secundaria en centros privados. Consideran el aumento salarial «miserable». Asimismo, la Unión Nacional de Periodistas aceptó posponer su huelga para entrar en negociaciones con la empresa británica de medios Reach, propietaria de más de 240 periódicos.

En Newham, este de Londres, se inició una huelga de recogida de basuras. La alcaldesa asegura que el aumento salarial es del 7.8-9.9% pero el sindicato pide un 10%. Desde el 1 de septiembre vuelven las huelgas a Armagh City, Craigavon y Banbridge (Irlanda del Norte) entre los trabajadores municipales, con especial foco en las basuras y limpieza de vías públicas.

También 1.600 conductores de autobuses en Londres anunciaron la huelga tras rechazar subidas salariales del 3.6% para este año y 4.2% para el próximo por estar por debajo de la inflación. Coincidiendo con la huelga parcial de autobuses, también ha habido nuevos parones entre los trabajadores del Metro de Londres (el 19 de agosto por quinta vez este año), así como en 40.000 trabajadores ferroviarios especialmente en julio.

Por otro lado la huelga de abogados ha interrumpido los tribunales y 6.235 casos y 1.415 juicios hasta el 5 de agosto. Los abogados criminalistas piden un aumento salarial del 25% por asistencia legal ya que aseguran haber perdido un 30% desde 2006 y rechazaron la oferta del 15% anterior.

Unos 30.000 trabajadores de la empresa de telecomunicaciones Openreach votaron por acciones sindicales el 30 de agosto. 10.300 trabajadores de BT se unieron a la huelga. Las empresas aseguran haber subido entre el 3.8% y el 8% los sueldos.

Por si fuera poco, en septiembre comenzará la votación de 465.000 trabajadores sobre acciones sindicales en el Real Colegio de Enfermería para todo el país. Si sale adelante sería su primera huelga en Inglaterra, Escocia y Gales. Junto a ello, en septiembre se concretó el inicio de una huelga por los trabajadores de la planta química Venator en Hartlepool tras rechazar una subida salarial del 5%, por debajo de la inflación. El sindicato señaló que el director aumentó su salario a más de 8’5 millones de libras el año pasado. Los abogados criminalistas finalmente iniciarían una huelga indefinida en Inglaterra y Gales desde el 5 de septiembre. Y los trabajadores ferroviarios irían a la mayor huelga hasta el momento a mediados de septiembre: Avanti West Coast, Chiltern Railways, CrossCountry, Greater Anglia, Great Western Railway, Hull Trains, LNER, London Overground, Northern Trains, Southeastern, TransPennine Express y West Midlands Trains. La huelga coincidiría con otra de 40.000 trabajadores de 15 empresas ferroviarias organizadas bajo el sindicato RMT, especialmente en Network Rail.


Descifrando la Guerra depende de las contribuciones de sus seguidores para continuar adelante como un medio independiente que cuente las últimas noticias de la realidad internacional. Si quieres colaborar económicamente con el trabajo de Descifrando la Guerra ponemos a tu disposición las siguientes opciones. Gracias a vuestras aportaciones podemos continuar analizando la geopolítica global con el mayor rigor.

El pago con tarjeta se realiza de forma segura a través de Stripe.

Aportaciones sugeridas

Puedes escoger entre una de las cantidades sugeridas. (Operación exenta de IVA artículo 20.Uno.12ª de la LIVA)

Aportación libre

Puedes escoger la cantidad a donar. (Operación exenta de IVA artículo 20.Uno.12ª de la LIVA)

Antropólogo, profesor y biólogo especializado en gestión de socioecosistemas. Ahora me dedico al análisis de política internacional.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.