Portada | Oriente Medio y Norte de África | Israel ataca el consulado iraní en Damasco

Israel ataca el consulado iraní en Damasco

El consulado iraní en Damasco, Siria, tras el ataque israelí.
El consulado iraní en Damasco, Siria, tras el ataque israelí. Fuente: Tasnim News Agency – bajo CC BY 4.0 DEED

El pasado 1 de abril, la aviación israelí atacaba con seis proyectiles y a plena luz del día la sección consular de la embajada iraní en Damasco, un edificio aledaño a la residencia del embajador dentro del mismo recinto de la misión diplomática de Teherán en Siria. El ataque se saldó con la muerte de siete personas, siendo uno de ellos el General Mohammed Reza Zahedi, presumiblemente el líder de todas las operaciones de la Guardia Revolucionaria iraní (IRGC) en el Líbano y Siria. 

Tras el asesinato de Qasem Soleimani por parte de Estados Unidos en enero de 2020, Zahedi estaría en un rango inmediatamente inferior, significando esto una escalada importantísima en el conflicto entre Israel e Irán precipitado por los ataques de Hamás del 7 de octubre. El hecho de que fuera territorio soberano iraní el área atacada también tiene unas implicaciones cruciales a la hora de entender la magnitud de los hechos. 

Otras importantes figuras abatidas fueron Hossein Aminullah y Haj Rahimi, altos rangos ambos enfocados igualmente en el papel de la IRGC en el Líbano, Siria y Palestina. Irán, mediante su Ministerio de Asuntos Exteriores, ha responsabilizado a Washington del ataque israelí convocando a la embajadora de Suiza en Teherán, Nadine Olivieri Lozano –que ejerce como representante de los intereses de Estados Unidos en el país ante la ausencia de relaciones diplomáticas bilaterales–. Por su parte, el país norteamericano ha respondido a las acusaciones negando su participación en el acto. Según algunas informaciones, Tel Aviv habría informado a la administración Biden minutos antes del bombardeo sin esperar la luz verde.

Para ampliar: Irán y Palestina: relaciones políticas, estratégicas e ideológicas

Ante estos hechos, tanto Irán como la milicia libanesa Hezbolá han prometido venganza, reservándose el derecho a responder y decidiendo “el tipo de respuesta y castigo al agresor”. El mismo día del ataque, el Consejo Supremo de Seguridad Iraní se reunió en presencia del presidente Raisi para “tomar las medidas apropiadas”. Algunos de los sectores de línea dura del gobierno de Teherán estarían pidiendo una “respuesta firme” que incluya ataques contra la misión diplomática israelí, por lo que Tel Aviv ha aumentado sus medidas de seguridad en embajadas y en la frontera. Países como China, Arabia Saudí, Rusia y Turquía han condenado el ataque en comunicados oficiales.

En cuanto a las declaraciones oficiales del Estado judío, el ministro de Defensa Yoav Gallant declaró que el objetivo de Israel es “actuar en todas partes todos los días para impedir la acumulación de fuerzas de nuestros enemigos”, asegurando que “estamos en una guerra de múltiples frentes, en la ofensiva y en la defensa”. Gallant también manifestó que Tel Aviv está trabajando “para dejar claro a todos los que actúan contra nosotros, en todo el Medio Oriente, que el precio por actuar contra Israel será un precio alto”. Un hecho evidente es que Israel ha vuelto a intensificar su política de ataques en el Líbano y Siria en los últimos días, siendo aún más mortíferos y bombardeando objetivos más sensibles, consiguiendo así herir gravemente –incluso decapitar– la capacidad de coordinación de Teherán con sus aliados regionales.

Como contexto adicional, la noche del jueves 28 de marzo fueron bombardeadas instalaciones militares en las afueras de Alepo, donde murieron más de 40 combatientes entre miembros del Ejército Árabe Sirio y Hezbolá. Tres días después, la Resistencia Islámica de Irak conseguía introducir un dron suicida en el puerto de la ciudad sureña israelí de Eilat, impactando considerablemente cerca de una corbeta clase Sa’ar 6 de la Marina de Israel. Más tarde, una vez sucedido el ataque contra el consulado en Damasco, la Resistencia Islámica volvía a atacar la base estadounidense de al-Tanf (sur de Siria), lo cual rompía la pausa en los ataques a bases de Estados Unidos en la zona tomada por la organización-paraguas desde hace dos meses.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.