Portada | Europa | El Congreso estadounidense da un respiro a Ucrania tras aprobar el paquete de 60.000 millones de dólares

El Congreso estadounidense da un respiro a Ucrania tras aprobar el paquete de 60.000 millones de dólares

Tropas del ejército ucraniano desplegados en el este de Ucrania en 2014. Fuente: Ministry of Defense of Ukraine - bajo CC BY-SA 2.0 DEED
Tropas del ejército ucraniano desplegados en el este de Ucrania en 2014. Fuente: Ministry of Defense of Ukraine – bajo CC BY-SA 2.0 DEED

La aprobación del paquete de 60.000 millones de dólares de ayuda a Ucrania en el Congreso estadounidense permite insuflar cierta esperanza para un ejército ucraniano en horas bajas. La falta de munición, sistemas de armas y personal había provocado que la moral de los ucranianos cayese profundamente, con escasas esperanzas de poder resistir el empuje del ejército ruso. Ahora, Kiev puede aliviar la presión de todo el frente gracias a la llegada del material militar estadounidense, vital para mantener el esfuerzo de guerra.

Con 311 síes y 112 noes, finalmente el Congreso dio luz verde al paquete que llevaba meses bloqueado por el sector republicano más vinculado a Donald Trump. La Administración Biden, consciente del estado de desesperación de las Fuerzas Armadas ucranianas tras el fracaso de la ofensiva de primavera-verano y el subsiguiente desgaste, presionó para su aprobación. Las cifras son considerables, siendo el más grande hasta la fecha por parte de Occidente. Es posible que Washington quisiera poner esta cantidad teniendo en cuenta que en un contexto electoral no podrán seguir manteniendo la ayuda con tanta facilidad. Viendo el tiempo transcurrido hasta la aprobación de este fondo, seguramente estén en lo cierto.

La ayuda asciende a 60.000 millones de dólares divididos en diferentes partidas; 20.000 millones para la reposición de munición y equipos estadounidenses enviados a Ucrania; 15.000 millones para entrenamiento, inteligencia y el incremento de la presencia estadounidense en el este europeo; 14.000 millones para la compra de munición y equipo militar destinado a Ucrania; 8.000 millones para apoyo financiero a Kiev; 1.600 millones para aumentar las defensas antiaéreas y marítimas ucranianas; y 1.600 millones para apoyar el desarrollo económico ucraniano. Si bien es cierto que solo 15.600 millones de estos fondos están dirigidos directamente al apoyo militar a Ucrania, las cifras siguen siendo significativas, especialmente en comparación con el paquete de ayuda de 50.000 millones de la Unión Europea para un período de cuatro años.

Para ampliar: La guerra se agrava para Ucrania: escasez de munición, fatiga de los aliados y ofensiva rusa

Tras la votación en el Congreso, será el Senado quien deba aprobar el paquete antes de que el presidente Biden lo ratifique con su firma. En este sentido, Washington ha tomado medidas para agilizar el proceso burocrático y preparar la logística de los envíos a Kiev con el objetivo de que tengan un impacto lo más rápido posible en el campo de batalla. Es especialmente notable la llegada de sistemas de artillería y munición de calibre 155 milímetros, así como los sistemas de defensa antiaérea y sus municiones, junto con misiles de corto y medio alcance. Estas son necesidades cruciales que el liderazgo ucraniano ha estado solicitando durante meses.

Sin embargo, el paquete de ayuda no quiere decir que los problemas desaparezcan para Kiev. El ejército ucraniano seguirá necesitando que siga el flujo de ayuda. En este sentido, Washington espera que sean sus socios europeos quienes aumenten los envíos a Ucrania. Asimismo, sigue estando el problema de la falta de personal de las Fuerzas Armadas ucranianas.

La entrada en vigor de la nueva ley de movilización puede aliviar la presión, pero sin medidas más drásticas de reclutamiento –algo que el presidente Volodímir Zelensky no quiere aplicar para no perder su popularidad– es complicado pensar que los ucranianos puedan gozar de números suficientes para realizar operaciones ofensivas de gran calado. Por último, también está el hecho de que el ejército ruso seguirá imponiendo su superioridad numérica en tropas y en recursos militares gracias a su economía de guerra y la ayuda de socios como China, Irán y Corea del Norte. La amenaza de una gran ofensiva rusa en primavera-verano sigue sobrevolando sobre Kiev.

Suscríbete y accede a los nuevos Artículos Exclusivos desde 3,99€

Si escoges nuestro plan DLG Premium anual tendrás también acceso a todos los seminarios de Descifrando la Guerra, incluyendo directos y grabaciones.