Una patrulla del SSNP en la ciudad de Homs