Ajmat Kadirov (izquierda) junto con Said-Magomed Kakiev (derecha) comandante de Spetsnaz checheno-ruso y posteriormente comandante del Batallón “Zapad” (oeste)