SSNP, El ambiguo partido a la sombra del Baath

0
805
Acto del SSNP en Líbano

Siria, es debido a su situación estratégica un puzzle complejo de entender. Su ubicación sobre el Éufrates la ha hecho testigo del nacimiento de diversas civilizaciones e imperios pre cristianos como el Asirio, el Acadio, el Babilonio y el Hitita. Situada entre los continentes europeo, asiático y africano, fue lugar de paso para diferentes ejércitos y campo de batalla en grandes guerras que han cambiado la historia. A lo largo de su territorio se establecieron los Egipcios, pueblos arios como el Persa, Tártaros como el Mongol, Turcómanos como el Imperio Otomano, Grecolatinos como los Imperios Romano y Bizantino, y el Imperio de Alejandro Magno. Sobre sus tierras se han enfrentado diversas religiones, los primeros cristianos y mas tarde los provenientes de los reinos europeos, los pueblos semitas tanto judíos como musulmanes. Todas estas características han configurado en Oriente Medio y en especial en Siria un mapa de diversas etnias y religiones que se han visto atrapadas y cercenadas mediante el acuerdo de Sykes-Picot. Ese variopinto número de etnias y credos se reflejan en los movimientos populares y en los partidos políticos que se originan en la región, pincelando en ellos unos tintes de complejidad y ambigüedad poco usuales en el resto del planeta. Bajo esa premisa vamos a analizar al SSNP y su milicia armada ‘Las Águilas del Torbellino‘ probablemente uno de los partidos que mas confusión generan en el lector.

Una patrulla del SSNP en la ciudad de Homs

Introducción al SSNP en Siria

El SSNP (Partido Social Nacionalista Sirio) es un partido político fundado en 1932 en Líbano por el periodista cristiano Antun Saadeh. Abrazó posturas fascistas en sus primeros años de funcionamiento, basadas en un nacionalismo social no racista, que buscaba un estado fuerte y laico, diferenciándose así del nacionalsocialismo alemán. Buscaron apoyos en Alemania e Italia como contrapunto a la presencia Británica y Francesa en Oriente Medio. Con la derrota de estos en la II Guerra Mundial, la ejecución de su líder Antun Saadeh, el fracaso de la dictadura de Shishakli y la persecución de su militancia tanto en Líbano como en Siria, el partido fue modificando sus estatutos e ideología hacia una izquierda nacionalista.

El SSNP abrazó el poder, cometió excesos, intentonas golpistas y fue prohibido en varias ocasiones. Desde 2005 fue legalizado nuevamente y liderado por Asaad Hardan e Issam al-Mahayri, formando parte de la coalición gubernamental junto el Partido Baath en el Frente Nacional Progresista, lo que le llevó a sufrir varias escisiones; la mas importante la del SSNP(al-Intifada), liderada por Ali Haidar y que se mantuvo ilegal hasta 2011, año en el que le permitieron prepararse para las elecciones de 2012 en las que sacó 3 escaños. Entonces se pasó a la oposición dentro de la coalición Frente para el Cambio y la Liberación desde donde impugnó las elecciones. A partir de 2014 abandonó está coalición y hace oposición dentro de la Coalición por las Fuerzas del Cambio Pacífico y el Comité Nacional de Coordinación para el Cambio Democrático, que es un bloque de 13 partidos políticos de izquierda sirios alineados a los progubernamentales en la actual guerra, que promueven un aperturismo democrático pacífico. En esta legislatura los escindidos cuentan con solo 3 de los 250 escaños parlamentarios y su líder Ali Haidar es el actual Ministro de Reconciliación. Según estimaciones propias acumula 100.000 militantes principalmente de los bastiones cristianos del país.

Funeral organizado por el SSNP

Pese a ser el partido legal mas crítico con Assad y el Partido Baath, se unen a los gubernamentales en esta guerra al considerar al islamismo una amenaza mayor ya que sienten tener mas puntos en común con la Siria de Baath que con los rebeldes. El factor decisivo es la creencia de que los países del golfo están invadiendo su patria, sembrando el wahabismo que amenaza la identidad siria y enterrando el proyecto de la Gran Siria. Para combatir a los rebeldes crean una milicia llamada ‘Las Águilas del Torbellino’, que en 2015 tenía alrededor de 6,000 combatientes y a día de hoy proclaman contar con 16.000 milicianos tras los éxitos que están cosechando.

Las Águilas del Torbellino

Con el estallido de las protestas en Siria en la famosa ‘Primavera Árabe’, se producen manifestaciones pro gubernamentales que fueron incluso mas numerosas que las convocadas contra el gobierno sirio. En ellas participaron los militantes del SSNP. Ellos las organizaban o secundaban, acudían con sus banderas, y en algunos casos sus miembros fueron identificados como los Shabiha (Fantasmas) encargados de provocar e intentar romper las manifestaciones ‘opositoras-rebeldes’. Pocos fueron los militantes del partido que apoyaron las protestas opositoras. De entre estos destacó un núcleo pequeño encabezado por su líder Ali Haidar, pero duró poco tiempo; hasta el 2 de mayo de 2012 que los islamistas asesinasen a su hijo.

Cuando a finales de 2011 la guerra se extendió como un cáncer por el territorio sirio, las milicias sectarias comenzaron a atacar a los nacionalistas sirios, y en ese contexto se produjo el primer asesinato político de la guerra, el de Dr. Samir Qanatri, Coordinador General del SSNP en la Provincia de Idlib. Los nacionalistas fueron expulsados de las zonas rurales de Idlib y obligados a refugiarse en la ciudad. El desplazamiento forzado se extendió por el Norte de Hama, la Provincia de Alepo y la de Deir ez-Zor. Por ejemplo cuando la ciudad de Ras al-Ayn fue capturada, el primer lugar que destruyeron y saquearon los miembros de al Qaeda fue la sede del SSNP, incluso antes que la del Partido Baath. A pesar de ello el partido no movilizó a sus militantes en torno a una milicia, y salvo pequeños grupos que estaban integrados en el Ejército Sirio y los Comités Populares, decidieron mantenerse al margen del conflicto.

Francotirador del SSNP en Damasco

Es a partir de finales de 2013 que convinieron que sus ideales estaban en peligro y que debían movilizarse totalmente. Para ello llegaron mandos de la milicia del Partido de Líbano que mantenía sus estructuras militares mejor organizadas debido a una menor presión gubernamental y su participación en varios conflictos armados. La milicia Nusur al-Zawba’a (Los Águilas del Torbellino) inició su movilización principalmente en torno a los bastiones cristianos donde mayor era el miedo a la llegada de yihadistas extranjeros. El secularismo del partido fue el elemento aglutinador que llevó a muchos a afiliarse y no tanto otro tipo de premisas ideológicas. Entre las diferentes iglesias cristianas, la llamada a filas del partido cuajó mas en la Iglesia Ortodoxa Griega de Antioquia.

Los colectivos pro gubernamentales empezaron a unirse en el país mediante los Comités Populares, creando pequeñas milicias que protegían barrios o localidades de la entrada de grupos armados. En 2012 el Ejército Sirio las dotó de armamento y las entrenó, además de fusionarlas en un solo mando unificado. Esa fue la evolución para convertirse en la rama paramilitar del Ejército Árabe Sirio, las NDF (Fuerzas de Defensa Nacional). Con el paso de los años decenas de grupos fueron absorbidos por este nuevo cuerpo. Sin embargo, algunos de esos colectivos se mantuvieron al margen a pesar de beneficiarse del gobierno y el ejército. Mientras que el SSNP integró sus combatientes dentro de las NDF y el Ejército Sirio, el SSNP (al-Intifada) se mantuvo independiente, rechazando así la subordinación al Ejército Sirio y a la vez manteniendo el flujo de armas provenientes del gobierno, a cambio de apoyar al gobierno incluso después de pasar a la oposición.

Presencia mas notable del SSNP en Siria en 2017

 

Tras la victoria en la Batalla de Homs, la plana mayor del Ejército Sirio decidió dejar al mando en la ciudad y sus alrededores al SSNP, motivado por su falta de experiencia en combate y la necesidad de emplear otras unidades mas aguerridas como Hezbollah o la 4ªDivisión en nuevos frentes. Esta decisión popularizó enormemente a los nacionalistas que iniciaron una campaña publicitaria casa por casa y en las redes sociales en la que hicieron creer a muchos que la victoria en Homs fue cosa suya. La popularidad les proporcionó un incremento considerable de su militancia y reclutas para el combate que no compartían necesariamente la ideología, pero coincidían en que el partido les liberó de las ‘hordas islamistas’. Este impulso los catapultó a otros frentes como el de Latakia, Suwaydah, Homs y Damasco.

Respecto a la composición étnico-religiosa de la milicia no hay datos oficiales, no obstante, se puede establecer una aproximación de cómo se distribuye por los mártires anunciados, las áreas en las que se desempeñan y los apoyos recibidos. Como se apuntó anteriormente, el partido fue fundado por un cristiano libanés, y sus primeras autodefensas que derivaron en la milicia fueron formadas en las localidades cristianas de Siria y Líbano. Con frecuencia combaten con o participan en actos de las milicias siriacas (Cristianas) de Sootoro y Las Fuerzas de la Ira. Existen numerosas fotografías de funerales de sus combatientes en iglesias ortodoxas y católicas, y han celebrado la visita del patriarca de la Iglesia Siriaco Ortodoxa Mor Ignatius Aphrem Karim II. Aunque acuden a actos de otras confesiones, podemos concluir que la principal religión en la milicia es la Cristiana Ortodoxa. Eso no quita que como partido que defiende el secularismo no sea atractivo para otras confesiones, ya que a menudo han presentado mártires chiitas, alawitas, drusos e incluso sunitas no sectarios. Sobre todo han cuajado bien entre la población Ismailita (Rama del chiismo).

Entierro de un martir cristiano en una iglesia ortodoxa

La formación recibe asesoramiento y entrenamiento de Hezbollah desde que en 2008 se alinease con ellos en los enfrentamientos armados sucedidos en Beirut. Tras el estallido de la Guerra en Siria oficiales del Ejército Sirio les entrenan y proporcionan armamento, si bien con mucha anterioridad, en el mandato de Hafez al-Assad en el 1982 también recibiesen asesoramiento y armamento en Líbano en su lucha contra Israel. Además, las Águilas del Torbellino han entrado en el programa ruso de entrenamiento de milicias.

La historia del partido cargada de violencia

Como hemos apuntado antes, el partido fue creado por Antun Saadeh en 1932. Bajo una ideología filo fascista y odio al comunismo, la intención era la de crear un estado secular que apartase del poder a la confesión sunita. Por otro lado, el SSNP promulgaba un decidido rechazo al arabismo y los nacionalismos palestino y libanés. Estas posturas le hicieron crecer en impopularidad, ya que eran contrarios a todo tipo de ideología presente salvo el anticolonialismo. Es por esto que en sus primeros años tuvieron que mantenerse en total clandestinidad, lo que llevó a su líder a ser encarcelado en Líbano 6 meses.

Cuando lograron encajar en cierto sector de los intelectuales de Oriente Medio decidieron dar el salto en la política. Por aquel entonces Siria vivía bajo el mandato francés por lo que se coaligaron con otras formaciones nacionalistas como el Bloque Nacional con el que no duraron demasiado tiempo. La razón de la ruptura fue que los bloquistas se negaban a realizar acciones armadas contra los franceses como requería el SSNP. Estas acciones armadas provocaron una ola de represión contra el partido que condujo a la detención de muchos de sus militantes y el exilio de otros, entre ellos el de su fundador.

En 1946 el partido votó contra las pretensiones del Rey Abdallah de Jordania de unir Irak, Siria y Jordania para formar la Gran Siria. Rechazaron la idea por el hecho de que consolidaría la monarquía islamista Jordana, lo que iba contra sus ideales republicanos seculares. Para ellos el territorio no es significativo si no es acompañado del nacionalismo sirio.

En 1947 con la Independencia de Líbano, Saadeh volvió y continuó la lucha política, en un momento en el que tenían fuertes enfrentamientos con el Partido Kataeb (Maronitas) que a pesar de tener una ideología fascista era mas cercano al nacional catolicismo español y se basaba en un nacionalismo libanés en lugar del pan-sirianismo. Los maronitas se alinearon con Israel en la guerra árabe-israelí del 1948, lo que aumentó las tensiones con el SSNP, que aunque no participó en dicho conflicto, manifestó su apoyo a los árabes. Con la victoria israelí, sus aliados maronitas subieron al poder aumentando así el conflicto entre ambos partidos. Mientras en el otro lado del espectro político se profundizaban las diferencias con los comunistas libaneses que aceptaron la partición de Palestina tras presiones soviéticas, los hostigamientos callejeros de los nacionalistas contra los comunistas finalizaron con la quema de su sede en Beirut. Poco después estalló una revuelta organizada por el SSNP contra los maronitas, la cual fracasó y obligó a Saadeh a trasladarse a Siria, donde su presidente Husni al-Zaim, el cual le había prometido apoyo, lo entregó a las autoridades libanesas. Tras un breve juicio en 1949, Antun Saadeh y parte del liderazgo del SSNP fueron ejecutados, lo que consumó un pacto entre el Primer Ministro Sirio, el Rey Egipcio y el primer ministro libanés, que ya estaban cansados de los problemas que daba el controvertido periodista reconvertido a político.

Husni al-Zaim fue un militar sirio, descendiente de turcos y kurdos. Sirvió en el Ejército del Imperio Otomano hasta que Siria pasó a ser un Protectorado Francés, momento en el que se convirtió en oficial del Ejército Galo. Se desconoce si fue afiliado al SSNP, pero parte de su círculo de amistades y familiares si lo era.

Presidente Husni al-Zaim primer golpista de la Siria Independiente

Con la independencia de Siria fue nombrado Jefe del Estado Mayor del Ejército Sirio, desde el cual cometió el primer golpe de Estado en la Siria Independiente despojando del poder a su primer presidente Shukri al-Quwatli, quien había bloqueado la construcción del oleoducto Transarábico que conduciría el oro negro desde Arabia Saudita a Beirut. La materia prima la extraían las Estadounidenses Exxonmobil, Chevron y Texaco, lo que motivó a USA a intervenir. El golpe de al-Zaim fue planeado por la CIA y la Embajada de USA en Siria y apoyado directamente por el SSNP, que pretendía establecer gobiernos seculares tanto en Siria como en Líbano. Tras el golpe, al-Zaim capturó al líder del SSNP (Antun Saadeh) y lo entregó al gobierno de Líbano quien lo ejecuta por conspirar.

Husni al-Zaim perdió el apoyo popular por decretar un alto el fuego con Israel y sugerir políticas para liberar a la mujer en el uso del velo y su derecho a sufragio. Su final tambien fue dramático.

La baja popularidad de Husni al-Zaim y la sed de venganza del SSNP provocaron que el partido apoyase un segundo golpe de estado organizado por 3 militares: Sami al-Hinnawi, Adib Shishakli (Militante del SSNP) y Fawzi Selu (Hombre fuerte de al-Zaim). Sami al-Hinnawi fue quien se mantuvo en el poder de facto, pero cedió la presidencia al veterano nacionalista Hashim al-Atassi. Su primera medida fue ejecutar a Husni al-Zaim y su Primer Ministro (Mas tarde un primo de este asesinaría a Hinnawi). Su segunda medida fue avanzar hacia la fusión de Irak, Siria y Jordania bajo la monarquía Hachemita, lo que indignó al sector nacionalista y desembocó en el tercer Golpe de Estado de 1949, esta vez liderado por Adib Shishakli y Fawzi Selu.

Fawzi Selu fue colocado como presidente, mientras que el kurdo-árabe Shishakli gobiernó en la sombra. Ambos erigieron al SSNP como Partido Único y suprimieron los demás partidos políticos (entre ellos el embrión de los Hermanos Musulmanes y el Partido Baath). También prohibieron los sindicatos, y fundaron un régimen policial en el que se espiaba todo movimiento político a la par que mejoraban su relaciones con Jordania y Arabia Saudita, en aquel momento enemistadas con Irak.

Adib Shishakli de visita oficial en Líbano

El desgaste que generó una oposición clandestina organizada y la conspiración de un grupo de militares, provocaron que Shishakli destituyese a Selu y se situase como figura máxima y pública de la dictadura. Para dar sensación de aperturismo democrático, Shishakli fundó su propio partido, el Movimiento de Liberación Árabe, un partido nacionalista con los mismos estatutos que el SSNP pero aperturista hacia el arabismo en un periodo en el que el Arabismo de Nasser se cotizaba al alza y era la única manera de pescar apoyo popular. Con el nuevo partido comenzó una ofensiva militar contra los drusos con el fin de limitar su creciente regionalismo, bombardeando y asaltando Jabal Druze. Esta fue la gota que colmó el vaso que provocó un golpe contra Shishakli ejecutado por el Partido Baath, el Partido Comunista, los partidos nacionalistas pro iraquíes y las milicias drusas, apoyadas política y militarmente por el gobierno Iraquí. El dictador tuvo que exiliarse.

A partir de entonces lo que quedó del SSNP tanto en Siria como Líbano entró en plena decadencia y emprendió una nueva guerra política, en este caso contra los arabistas nasseristas, cuyo máximo exponente era el joven Partido Baath, más concretamente su hombre mas popular; el militante Adnan al-Malki, a quien asesinó un militante alawita del SSNP. Este hecho desembocó en la enemistad con el Baath por décadas. En el juicio contra los acusados se desvelaron los planes del partido junto a Estados Unidos para crear una célula anti-comunista que permitiese abortar la deriva del país hacia el comunismo, hecho que finalizó en la prohibición del partido en Siria hasta 2005.

La guerra contra el arabismo se extendió a Líbano, donde su presidente Camille Chamoun se opuso a la unión con Egipto. Para evitarlo, solicitó ayuda a Estados Unidos, que decidió intervenir militarmente en la Crisis del 58 y recibió el apoyo del SSNP, el cual aprovechó la circunstancia para ganarse su legalización. Previamente había sido suspendido tras el asesinato del primer ministro Riad al-Sohl, perpetrado por militantes del SSNP en el aeropuerto de la capital, quienes señalaron que Riad al-Sohl estaba tras la ejecución de Antun Saadeh. 

A pesar de ello, el SSNP volvió a desperdiciar otra oportunidad para hacer política y en 1961 intentó un nuevo golpe de estado fallido contra el presidente maronita Fuad Chehab, lo que se tradujo en una nueva ilegalización del partido.

El ultraderechista maronita Bachir Gemayel vestido de militar

El SSNP se adentró en nueva etapa hacia la penumbra hasta que estallase la guerra civil libanesa (1975-1990), donde su milicia se alineó contra los maronitas e Israel, participando en el Movimiento Nacional Libanés; un conglomerado de grupos izquierdistas como la OLP, los nasseristas, Baath, el PCL, EPL… y mas adelante el apoyo de Irán y Hezbollah. En dicha guerra su acción mas destacada fue el asesinato de Bachir Gemayel, mandatario tanto del ala militar como de la política de Falange Libanesa, y recién elegido Presidente Libanés en 1982. Su asesinato tendría como consecuencia la masacre de Sabra y Chatila, en la que los falangistas con el apoyo de Israel asesinaron a miles de palestinos.

Con la invasión de Israel en el Sur del Líbano, los milicianos del SSNP intensificaron la guerra contra el Ejército Israelí, y estrenaron una nueva técnica en Oriente Medio: el atentado suicida. Para ello utilizaron principalmente a mujeres menores de edad. La hostilidad contra la presencia de la IDF en Líbano le llevó a una alianza táctica con Hezbollah que solidificó en los disturbios de 2008 de Beirut y se mantiene hoy en la guerra de Siria.

Combatiente femenina del SSNP

Ideología del partido

Para entender los principales puntos ideológicos del partido hay que remontarse a la década de los años 30, donde Siria y Líbano convivían bajo el mandato francés. En ese periodo surgió un fuerte movimiento contra la presencia francesa, y el SSNP construyó sus pilares sobre el movimiento nacionalista anti-colonial. La región de Oriente Medio, en particular la levantina, llevaba mucho tiempo bajo dominio colonial, primero por parte del Imperio Otomano y mas tarde de la República Francesa. Antun Saadeh escribió los fundamentos políticos del partido, basados sobre todo en la creencia de la existencia de una nación Siria cuya patria debería establecerse en ‘La Gran Siria’.

Mapa de la Gran Siria

Esta entidad ocuparía los territorios de Siria, Líbano, Israel y Palestina, Chipre, Jordania, Irak y Kuwait, la provincia turca de Hatay(Alexandreta), y la zona Sur de Turquía comprendida entre la cordillera de Taurus en el noreste y las montañas de Zagros en el noroeste hasta el Canal de Suez y el Mar Rojo en El sur, incluyendo la península del Sinaí y el Golfo de Aqaba. En la conocida como Media Luna Fertil. Estableciendo así los límites del Pan-Sirianismo.

Con la independencia libanesa de Francia, la población se dividió entre Nacionalistas Libaneses y Unionistas. Los unionistas defendían que Líbano era parte de Siria, y se dividían entre arabistas y pan-sirios, los cuales a a su vez estaban divididos entre los pragmáticos luchando por la creación de una Gran Siria secular como paso previo a una Arabia secular, y los mas puristas exigiendo que esa Gran Siria fuese independiente de todo proyecto Pan-Árabe, pues consideraban que no existía la Gran Arabia si no una serie de naciones árabes imposibles de unir. Esta última opción fue la escogida por el partido.

El Pan-sirianismo está íntimamente ligado a la Gran Siria, por lo que están contra el Colonialismo achacando que es el que ha destruido la patria Siria. Por esto mismo, de su fundación se oponen al acuerdo Sykes-Picot (Reino Unido-Francia),  lo que se traduce en el rechazo a la pérdida de Alejandreta y Antioquía en favor de Turquía. Y obviamente rechazan la creación de un estado judío en lo que consideran su territorio.

La defensa de la nación Siria creen que es imposible sin Secularismo y Laicismo, o lo que es lo mismo, la separación Iglesia y Estado. Para ello han promovido desde su fundación la expulsión de la iglesia de las estructuras estatales, así como la prohibición al clero de intervenir en asuntos políticos y judiciales y la eliminación de las barreras entre sectas que impiden una verdadera unión bajo la misma bandera. No solo con el Islam, si no con el cristianismo y otras sectas. Como ejemplo, al adquirir la militancia en el partido se renunciaba a su fe religiosa, algo que en la actualidad no se aplica. Este punto fue clave a la hora de calar en las minorías sirias y libanesas, y por eso no es raro ver que el grueso de la organización está formada por cristianos, alawitas, chiitas y kurdos, quienes vieron con buenos ojos la idea de restablecer una Siria en la que al menos el 50% no fuera sunita como estrategia perfecta para alcanzar el laicismo y así asegurar su supervivencia. Fundamento que le costó el ser ilegalizado en la Jordania Hachemita.

Otro punto destacable es el antisionismo. Desde su creación, el partido ha sido profundamente antisionista, en consonancia con la mayoría de partidos, milicias y organizaciones en la región. Su actitud según la explican no es producto del odio a lo judío si no al igual que con el islamismo, se debe a un conflicto con sus ideas laicas y seculares, así como a un problema por la tierra generado por potencias extranjeras al añadir un nuevo ‘nacionalismo’ en la zona. El partido concluye que puede llegar a integrar en la Gran Siria a todas las naciones salvo a la judía. Las Águilas del Torbellino han combatido directamente contra Israel en Líbano en 1985 como aliados de Hezbollah y las facciones palestinas. A partir de los años 70 y ya establecidos en una ideología supuestamente de izquierda, cultivaron buenas relaciones con la OLP Palestina, lo que le granjeó grandes apoyos y muchos militantes dentro de esta minoría. En 2006 se unieron a la lucha de Hezbollah por expulsar a los ocupantes israelíes en el sur de Líbano.

SSNP en apoyo de Palestina

Para mantener a flote su proyecto creen necesaria una fortaleza cultural y militar, es decir, la necesidad de crear una cultura e identidad siria que aglutine a todos los sirios y fortalezca ese sentimiento como nación, eliminando los enemigos interiores (nacionalismos, separatismos y integrismo religioso). Para los enemigos exteriores creen en la necesidad de una fortaleza militar que evite injerencias extranjeras. Por último, en lo económico no tienen un plan demasiado especifico, pero sugieren un equilibrio entre el trabajo y el salario, la intervención estatal y la limitación de los sindicatos.

Explicando sus contradicciones

El SSNP desde sus inicios ha hecho declaraciones desligándose del fascismo y el nazismo, sobre todo de este último. Sin embargo, sus principios podrían ser fácilmente copiados del fascismo salvo por su oposición a la iglesia. También son similares a los del nazismo salvo por su rechazo a una raza superior, negando la discriminación racial. El partido, igual que los movimientos anteriores, surgió en una época en la que la depresión económica y cultural iban de la mano del avance del colonialismo impuesto por Reino Unido, Francia y el incipiente Estados Unidos. Esto llevó al fascismo/nacional-socialismo a presentarse como el resurgir cultural y económico basado en la fuerza del nacionalismo.

Campamento de niños scout del SSNP

Algunos grupos intelectuales encontraron en estas ideologías un modelo romántico a seguir, y como en el caso del SSNP, siguieron su estela no solo en la vestimenta, simbología, el saludo (‘Viva Siria’ con la mano alzada) y los campamentos de verano para niños similares a los de la Alemania Nazi, en los que se familiarizaba a los jóvenes en el mundo de la guerra.. Si no también en su odio hacia el comunismo y en la forma violenta de llegar al poder.   Desde su fundación el partido ha mostrado su poca amistad por la democracia y siempre ha tratado de llegar al poder por métodos violentos. En numerosas ocasiones participaron en conspiraciones, golpes de estado y magnicidios. Desde los intentos de Saadeh

Pintada en Beirut

por dar un golpe solicitando ayuda en la embajada alemana, su tendencia ha sido siempre hacia el totalitarismo del partido único como hemos visto en la época de Shishakli, donde se suprimieron los derechos y libertades individuales a la hora de votar y sindicarse. Se puede justificar cada uno de sus actos como una reacción a ataques recibidos, sin embargo, hemos podido comprobar su nula capacidad para mantener alianzas y respetar otras ideologías, salvo en estos últimos años con Hezbollah. Por si fuera poco, basan su economía en la autarquía, compensada con una ideología expansionara.

Por otra parte, el mayor crecimiento del partido coincidió con la máxima expansión del nazismo en la II Guerra Mundial. En ese momento algunos sectores admiraban el renacimiento alemán y deseaban lo mismo en Oriente Medio. Tras la derrota de los totalitarismos, muchos militantes italianos y alemanes se exiliaron en Siria/Líbano afiliándose al SSNP, lo que no frenó su decadencia también allí.

Uno de sus principios mas repetidos es declararse seculares. En ese aspecto tienden a limitar el islamismo en especial el sunita, pero se ha comprobado una permisividad con el cristianismo del que nunca se han despegado. Lo mismo sucede con el judaísmo, aunque en este sentido su negativa hacia el establecimiento de un Estado Judío no parece producto del odio racial como el del nazismo si no por una lucha por la tierra, pues consideran el territorio de Israel como parte de Siria. En este aspecto contrasta su postura contraria al nazismo que si facilitó la creación del Estado de Israel con tal de expulsar una mayor cantidad de judíos.

En lo que compete a la simbología, destaca el famoso torbellino similar a la esvástica nazi. Niegan categóricamente que esté basado en la simbología nazi, pues se trata de un símbolo con mas de 6000 años de antigüedad en Siria, aparecido en vasijas, tallados en piedra etc.. Según ellos representa el pre-islamismo y el pre-cristianismo, o lo que es lo mismo, los principios del nacionalismo sirio antes de que interfiriesen las religiones que provocarían la destrucción de este sentimiento. Sin embargo, no solo el símbolo en si recuerda al nazismo, si no también la distribución de los colores en su bandera. ¿Que necesidad hay de utilizar esa simbología si en realidad no se tiene la ideología que hoy día representa? Si el objetivo es el uso de un símbolo pre-cristiano y pre-islámico, los museos están llenos de imágenes y figuras de antes de esa época no asociadas al totalitarismo.

A partir de los 70 ‘dejan clara’ su postura ‘antifascista’ sacando un comunicado rechazando toda forma de fascismo. De hecho comienzan una fase de alianzas con partidos palestinos de izquierda como la coalición de la OLP, no obstante no parece un acercamiento a una ideología izquierdista, si no una alianza puntual contra la invasión del sur de Líbano por parte de Israel, aprovechando que izquierdistas palestinos tenían una guerra abierta contra los maronitas aliados israelís.

SSNP en Gaza

Pese a que en la actualidad parecen alejados de las políticas de derechas su programa económico poco desarrollado muestra un panorama bastante lúgubre. Centrados en la nacionalización de la economía, no buscan que los medios de producción esten en manos de los trabajadores, si no en manos de un gobierno autárquico que no dependa de potencias extranjeras. Es decir, para ellos prima el interés de la nación antes que el del pueblo. En base a su propósito e intereses y utilizando palabras habituales en la retórica fascista como el identidad, deber, honor, fuerza y disciplina, pretenden movilizar a la clase trabajadora, mientras cercenan su derecho a sindicación. Su discurso izquierdista no parece mas que una estrategia para captar votos en una política siria en la que el voto a la derecha es tabú, y en la que los partidos camuflan su ideología bajo la retórica izquierdista. En esa dirección el partido nunca ha dudado en dar bandazos. Desde el apoyo al secularismo o al cristianismo radical, desde su alineamiento a la extrema derecha a lo propio con la extrema izquierda, desde su lucha contra el arabismo a su afiliación a la corriente… el SSNP ha moldeado su ideología según dictaban los acontecimientos dando una imagen siempre anti-sistema que le permitiese llegar al corazón de los desencantados con el poder. Su compromiso real es el de instaurar un nacionalismo radical, conservador y recto, en el que el cristianismo logre igualar al islamismo.

Como conclusión, parece que han dado pasos para quitarse de encima la imagen de partido fascista que contrastan con las reuniones y convenciones con partidos de la ultraderecha europea como Casa Pound o el MSR y figuras de la ultraderecha internacional. Su retórica se asemeja mas a un intento por alejarse del capitalismo pero manteniendo su veto al izquierdismo. Postura comunmente conocida como tercer-posicionista, de la que su variante mas famosa es la fascista. Considerando las particularidades de la Gran Siria en las que los cristianos son una minoría dispersa entre decenas de pueblos, etnias y ramas del cristianismo, concluimos  que allí  no sería viable un fascismo que discriminase por raza o religión. Por ello el SSNP se ha tenido que adaptar a las circunstancias transformándose en una variante mas suave del fascismo.

Anexo: Los principios básicos del partido

Siria es para los sirios y los sirios son una nación completa. Declaraciones como libanés, palestino, árabe, iraquí contribuyen a romper la identidad nacional e impiden reivindicar la soberania nacional. La Siria es una nación completa y por tanto se oponen al tratado Sykes-Picot, la anexión de Alejandreta y Antioquia a Turquía, y la entrega de tierras a los judíos en Palestina para crear una patria judía. Rechazando el concepto tierra por paz ya que ahondan en la desintegración nacional.

La causa siria es una causa nacional integral completamente distinta de cualquier otra causa. Reserva solo a los Sirios el derecho a decidir sobre el destino de la nación que emana de sus propio caracter, temperamento y talento. Evitando así quebrar los ideales de Libertad, Deber, Disciplina y Fuerza, abundando en la Verdad, el Bien y la Belleza en la forma más sublime a la que el espíritu sirio puede ascender. En otras palabras se niegan a reconocer el tratado Sykes-Picot ya que franceses y britanicos deciden sobre los sirios. Tambien se niega a aceptar los designios imperiales turcos y el colonialismo judio. Así como la influencia actual de USA, Rusia e Irán. Para ellos no existe la ‘causa Palestina’ si no la ‘causa Siria’.

La causa siria es la causa de la nación siria y de la patria siria. Hay un vinculo indisoluble entre la nación y su territorio es decir la patria. El SSNP no lucha por la independencia en un sentido indefinido, sino por la independencia de la nación siria en su patria, es decir, su independencia política, económica, cultural, militar y estratégica en su patria, completamente liberada de otras ideologias que puedan debilitarla.

La nación siria es el producto de la unidad étnica del pueblo sirio que se desarrolló a lo largo de la historia. Desde el Neolítico que precedió a los cananeos y caldeos en el establecimiento de esta tierra, y continuó a través de los acadios, los asirios, los sirios, los amorreos y los hititas. Así, el principio de la nacionalidad siria no se basa en la raza o la sangre, sino en la unidad social natural derivada de la mezcla homogénea. A través de este principio se unifican los intereses, los objetivos y los ideales de la nación siria en lo que es la Media Luna Fertil. La supuesta pureza racial de cualquier nación es un mito infundado. Se encuentra sólo en grupos salvajes, e incluso allí es raro. Por tanto hay que abandonar la confrontación Arabe-Musulmana con la Cristiano-Fenicia y dejar que la mezcla sea nuestra nación. Con el tiempo se puede integrar a kurdos, circasianos, armenios y chechenos, salvo a la minoría judia pues su idea de nación va contra la Siria. Se debe establecer una nación en las que todos tengan libertad religiosa y politica e igualdad economica y social, eliminando así la diferenciación etnica y religiosa

El país de origen sirio es el entorno geográfico en el que se desarrolló la nación Siria. Se expande por Siria, Líbano, Israel y Palestina, Chipre, Jordania, Irak y Kuwait, la provincia turca de Hatay(Alexandreta), y la zona Sur de Turquía comprendida entre la cordillera de Taurus en el noreste y las montañas de Zagros en el noroeste hasta el Canal de Suez y el Mar Rojo en El sur, incluyendo la península del Sinaí y el Golfo de Aqaba. Estableciendo así los límites del Pan-Sirianismo. Las diferentes invasiones e intervenciones han destruido la integridad del país, por eso es importante el resurgimiento nacional para unificar los territorios sirios.

La nación de Siria es una sociedad. Que aglutina a diferentes religiones y etnias, por eso es necesario eliminar los aspectos negativos y divisorios de ellas, para ello hay que establecer una separación iglesia-estado, en el que el estado garantice la libertad de culto y la igualdad social y política de toda etnia.

El movimiento nacionalista social sirio se inspira en el talento de la nación Siria y su historia nacional de política cultural. El movimiento se siente orgulloso de los intelectuales de la antiguedad siria, independientemente de la cultura, etnia o religión que procedan. Por tanto creen que la nación debe crear su propia agenda cultural de manera que haya un resurgimiento del sentimiento sirio que ayude a unificar a todos.

El interés de Siria reemplaza a todos los demás intereses. La lealtad a la nación es superior al interes individual o comunitario. Por tanto es responsabilidad de cada uno de los individuos de una preparación seria y responsable para salvaguardar los intereses de Siria entregandole extrema devoción.

Principios a reformar para llegar a los principios básicos:

1 La separación de la religión y el estado. La Teocracia o la relación politica-religiosa es el mayor obstaculo para la nación. Ya que la religión dominante se debe a sus feligreses y es regida por una autoridad clerical central, con lo cual sentará discriminación con los no feligrses.

2 Prohibir a los clérigos interferir en los asuntos políticos y judiciales. Un estado en el que una secta influye en las decisiones politicas o judiciales no puede ser justo y democrático ya que estas utilizarán su estatus para beneficiar a sus intereses, provocando así injusticia entre las demás sectas. Todos los ciudadanos deben ser iguales ante la ley del estado.

3 La eliminación de las barreras entre las diversas sectas y confesiones. Hay tradiciones conflictivas derivadas de la estructura de las instituciones religiosas y confesionales que han ejercido una enorme influencia en la unidad social y económica de la población, debilitado y el retraso en nuestro renacimiento nacional. Para mantenerse unidos ante amenazas externas hay que eliminar estas barreras.

4 La abolición del feudalismo. Hay que lograr el equilibrio en la distribución del trabajo y el de la riqueza. Hay que finalizar con las practicas capitalistas. La riqueza de la nación debe ser controlada por el interes nacional y supervisada por el Estado. El SSNP ha sido parte de los sindicatos pero aboga por limitar el poder a estos.

5 La formación de fuerzas armadas fuertes. La fuerza es el factor decisivo para afirmar o negar los derechos, El arte de la guerra ha llegado a un nivel tan avanzado que hay que estar siempre en un estado de preparación militar completo.

 

Fuentes:

[Total:1    Promedio:5/5]
The following two tabs change content below.
Co-Fundador de Descifrando la Guerra. Sindicalista, defensor de los derechos humanos. Interesado en Conflictos armados y geopolitica internacional. Especialmente Oriente Medio, América Latina y Espacio Post-Soviético.