El incidente químico de Khan Sheikhun

0
124

El pasado 4 de abril de 2017, irrumpió en los medios sociales una avalancha de informaciónes procedente de Khan Sheikhun, un pueblo ubicado entre las gobernaciones sirias de Hama e Idlib, donde se produjo tácitamente un ataque químico que causaría la muerte de al menos 70 personas según reportaron fuentes locales. Tal incidente fue portada de los grandes medios de comunicación y se escribieron incontables páginas al respecto. Incluso los Estados Unidos llevarían a cabo el primer ataque directo contra Siria a raíz de lo que ocurrió en Khan Sheikhun. Sin embargo, casi dos meses despues, nadie ha podido confirmar con claridad qué ocurrió verdaderamente. Este artículo tiene el objetivo de exponer los hechos ocurridos ese día proporcionando una serie de datos e informaciones de acceso público.

Contexto: Situación militar

Khan Sheikhun está bajo control de los insurgentes prácticamente desde el inicio del conflicto en Siria. Durante el 2014 cayó en manos del Frente al-Nusra, conocido actualmente como Hay’at Tahrir al-Sham. A principios de este año fue capturado por Liwa al-Aqsa, sin embargo, el 20 de febrero volvería a estar controlado por Hay’at Tahrir al-Sham después de que los anteriores abandonaran la zona tras un acuerdo de intercambio de cuerpos y prisioneros. Cabe señalar que este grupo, llamado anteriormente Jund al-Aqsa, estuvo supuestamente involucrado en un ataque químico con cloro en la misma región, en las localidades de Maan y Kawkab en la ofensiva de Agosto de 2016.

El 21 de marzo, el grupo yihadista Hay’at Tahrir al-Sham y sus aliados, iniciaron una ofensiva a 20 km al sur de Khan Sheikhun detonando dos suicidas sus vehículos cargados de explosivos, conocidos por sus siglas inglesas VBIED, en los puestos de control del Ejército Árabe Sirio de la ciudad de Souran, en el norte de Hama. En los próximos días, las fuerzas rebeldes lograrían capturar una gran extensión de territorio de Hama obligando a las fuerzas pro-gubernamentales a retirarse al sur.

Las tropas yihadistas, tras capturar Tell al-Sheyha el día 24 de marzo, se posicionaban a 10km de la base área de Hama. Esa sería la posición más cercana a la que se hallarían del estratégico aeropuerto ya que el Ejército Árabe Sirio iniciaría en las próximas horas el contrataque recuperando todo el territorio perdido.

Evolución de la ofensiva rebelde en el norte de Hama hasta el 3 de abril. Fuente: @petolucem

Un día antes del ataque químico, el día 3 de abril, el Ejército sirio no solo controlaba toda la extensión de Hama que las fuerzas yihadistas habían capturado días atrás, sino que se preparaban para una nueva gran ofensiva con el fin asegurar su territorio hasta la frontera de Hama – Idlib, gobernación donde se encuentra el pueblo de Khan Sheikhun que no sugiere por el momento ser un objetivo militar en la ofensiva que lleva a cabo el Ejército sirio.

¿Qué ocurrió el 4 de abril en Khan Sheikhun?

En la mañana de ese martes, redes sociales como Facebook o Twitter se inundaron de informaciones e imágenes de un ataque químico con gas sarín en dicho pueblo, presuntamente perpetrado con 4 misiles lanzados desde dos aviones Sukhoi 22, según dijo el portavoz de la controvertida organización no gubernamental Defensa Civil Siria, también conocidos como ‘Cascos Blancos’.

El mismo militante de los Cascos Blancos informaba que más de 200 personas heridas fueron trasladadas a los hospitales cercanos con diferentes síntomas como dificultad para respirar o segregación de espuma e incluso sangre por la boca. Las imágenes procedentes de Khan Sheikhun mostraban algunos de los síntomas que presentaban las víctimas que incluían convulsiones, espuma en la boca y pupilas que no reaccionaban a la luz.

Después de esos espeluznantes momentos, emergieron varias teorías de lo que ocurrió en Khan Sheikhun esa mañana del 4 de abril de 2017:

  1. Según activistas locales, órganos políticos y los medios de comunicación occidentales, la Fuerza Aérea Siria lanzó armas químicas contra Khan Sheikhun.
  2. Rusia respaldó la idea de que la Fuerza Aérea Siria atacó un almacén de sustancias químicas perteneciente a Hay’at Tahrir al-Sham u otro grupo yihadista.
  3. Para la mayoría de personas que apoyan al gobierno sirio e incluso al presidente de EE.UU. Donald Trump, los rebeldes realizaron un ataque con falsa bandera para alcanzar apoyo internacional en su momento más crítico en el conflicto sirio.
  4. El gobierno sirio comparte la teoría del ataque con falsa bandera, aunque sus portavoces agregan que los poderes occidentales estuvieron involucrados en el suceso en un intento de justificar una intervención militar en Siria.

El momento del ataque

Tal y como hemos escuchado decir al portavoz de los Cascos Blancos y como explican otras fuentes locales y el mismo Pentágono, un avión Sukhoi 22 fue el presunto encargado de llevar a cabo el ataque. Como veremos a continuación, existen discrepancias con respecto a la hora en que los aviones sirios operaron en Khan Sheikhun. Cualquier hora que se mencione a continuación corresponde a la hora local.

El canciller sirio Walid Muallem declaró textualmente que “el primer ataque aéreo realizado por el Ejército sirio ese día [4 abril de 2017] en Khan Sheikhun fue a las 11:30 am” el cual “atacó un depósito de armas pertenecientes al Frente al-Nusra”. Días más tarde, el presidente Bashar al-Assad reafirmaba en una entrevista que a esa hora los aviones sirios lanzaron un ataque contra un almacén del Frente al-Nusra, actualmente conocido como Hay’at Tahrir al-Sham.

Syrian Sentry, una organización que informa en su cuenta de Twitter de los avistamientos de aviones en el cielo de Siria noroccidental y central, informaba a las 6:28 del despegue de un Sukhoi 22 de la base de al-Shayrat, en Homs. Minutos más tarde, a las 6:47 y 6:51 publicarían el avistamiento de aviones Sukhoi 22 sobre Khan Sheikhun.

Supuesta ruta que siguió la aviación siria el día del incidente.

Por otro lado, el Pentágono distribuyó una imagen que mostraba la supuesta trayectoria del vuelo que llevaría a cabo el presunto ataque químico en Khan Sheikhun a las “0337 y 0346 Hora Zulú” o Tiempo Universal Coordinado (UTC), que se convierten a las 6:37 y 6:46 en hora local.

La reacción más antigua relacionada con un ataque aéreo en Khan Sheikhun fue este tweet publicado a las 8:21 am que enlazaba un vídeo publicado en YouTube a las 7:59, según nos confirma un visor de datos de YouTube que muestra varias columnas de humo a causa del presunto ataque.

Hora de subida del video

Es imposible corroborar si el título del vídeo, que especifica que fue un ataque químico, es original o fue modificado, ya que los reportes de un ataque con sustancias químicas no llegarían hasta las 9 de mañana, hora local, cuando medios de comunicación con filiación opositora como Aleppo Media Center o Step News Agency publicaban como noticia de última hora el ataque químico en la localidad. Minutos más tarde se hacían eco los primeros medios occidentales, como AFP.

Por lo que resulta incongruente que el Pentágono y activistas locales estén de acuerdo en afirmar que el ataque químico se perpetrara a las 6:30 am mientras que los medios locales no informaban del incidente hasta las 9:00 am. Tras seis años de conflicto podemos afirmar que es inusual que un suceso de esta o menor envergadura se demore 2 horas en aparecer en los medios sirios u occidentales.

Crónica de un ataque anunciado

El 30 de marzo de 2017, cinco días antes del supuesto ataque químico, se denunció que al-Lataminah, cabecera municipal circundante a Khan Sheikhun, había sufrido un ataque químico que había herido a 70 personas.

Este ataque químico, completamente desconocido para el gran público, ocurrió en la misma región y tuvo aproximadamente el mismo número de víctimas que el supuesto ataque de Khan Sheikhun.

El 3 de abril de 2017, un periodista del medio Orient TV publicaba el siguiente tweet: «Mañana lanzaremos una campaña mediática para cubrir los ataques aéreos de Hama incluyendo el uso de armas químicas».

El 3 de abril a las 21:31 de la noche (de nuevo, el día anterior del supuesto ataque químico) en la cuenta de Twitter de los Cascos Blancos en Idlib publicaban el siguiente tweet: «Más de 20 casos de asfixia entre civiles, como resultado del bombardeo con unos barriles que contenían gas cloro en Khan Sheikhun». El tuit iría acompañado con una de las icónicas fotografías del supuesto ataque químico del 4 de abril.

Supuestas víctimas del ataque.

Esta fotografía apareció en múltiples artículos posteriores como supuesta prueba de las atrocidades ocurridas en Khan Sheikhun el día cuatro. Por lo tanto, hay constataciones de que antes del supuesto atentado de Khan Sheikhun:

  1. Se denunciara un ataque químico similar en la misma gobernación y con la misma cifra de heridos.
  2. Un periodista avisó de una campaña mediática para cubrir el uso de armas químicas.
  3. Se publicaron fotografías alegando ataque con cloro en Khan Sheikhun.

Con estos precedentes no podemos más que hablar de una situación de déjà vu, de haber pasado con anterioridad por una serie de preparativos para orquestar una masacre.

El lugar del ataque

Lugar exacto del ataque.

 

Estas imágenes extraídas del vídeo de Hadi Alabdallah y las imágenes publicadas por distintas agencias de noticias y por activistas del lugar donde presuntamente impactó un misil con substancias químicas fueron suficientes para que el portal de investigación ciudadana de código abierto, Bellingcat, ubicara en el mapa el cráter y realizara un análisis de su geolocalización.

Si bien la ubicación del cráter se encuentra en el interior del pueblo, el lugar del presunto impacto no se corresponde con la panorámica del vídeo mencionado anteriormente que presentaban como el instante del ataque químico y que concordaba con la hora de los avistamientos de los aviones Sukhoi 22.

Geolocalización del cráter

Por último, señalando que no se conoce la precisión del mapa ofrecido por el Pentágono, la trayectoria del avión al que se le atribuye el ataque no coincide con el lugar donde se encuentra el cráter que divulgan los medios como el emplazamiento del impacto del misil.

Geolocalización del vuelo.

Tal y como hemos comentado, los primeros reportes del ataque químico llegaron a partir de las 9:00 am hora local en forma de terribles fotografías y vídeos que mostraban a médicos o voluntarios asistiendo a las víctimas afectadas. Estas imágenes tampoco nos ayudan a ubicar el lugar del ataque porque éstas no se tomaron en el propio lugar, si no en hospitales y clínicas, algunos a más de 50 km del supuesto lugar del ataque.

Desconocemos los motivos por los que no hay imágenes de las decenas de víctimas socorridas en la zona cero del ataque. Lo que nos acontece es que vídeos como este que se grabó en un hospital-cueva de los Cascos Blancos, en las afueras de Khan Sheikhun, tampoco ayudan a indicar de ninguna manera dónde se produjo realmente el incidente químico.

En definitiva, como en el caso de la hora del ataque, la localización del presunto incidente químico tampoco está definido ya que encontramos discordancia entre la ubicación del cráter mostrado por los periodistas y activistas anti-gubernamentales, las imágenes del momento del supuesto ataque aéreo y el mapa del mismo Pentágono que especifica la trayectoria del avión que habría atacado Khan Sheikhun. Las imágenes de la masacre presentadas como evidencias, por los medios, tampoco contribuyen a dar a conocer el lugar del incidente.

Nadie habla de los antecedentes

El incidente de Khan Sheikhun no es un caso aislado en Siria ya que durante la crisis se han llevado a cabo otros ataques químicos. En 2013, hubo otros ataques devastadores con los que, de una manera muy similar al ataque del pasado abril, el gobierno de Obama intentó justificar un ataque directo contra el gobierno de Assad.

Antes de que la ONU declarara en septiembre de 2013 que el gobierno sirio ya no poseía armas químicas, Carla del Ponte, miembro de la comisión de investigación de las Naciones Unidas, dijo tras varias investigaciones que los rebeldes habían utilizado gas sarín durante el conflicto, aunque después la ONU no profundizara más en el uso de este. A pesar de las evidencias, Estados Unidos no solo siguió apoyando a los rebeldes sirios si no que aumentó su ayuda a los grupos armados insurgentes.

El hecho es que mientras el gobierno sirio había entregado su arsenal químico, los grupos armados que participan en el conflicto sirio habían adquirido y utilizado impunemente armas químicas. El 9 de julio de 2014, apenas unas semanas después de la entrega del Ejército Sirio, The Guardian informó que el Estado Islámico había capturado una instalación de armas químicas iraquíes al noroeste de Bagdad. La investigación llevó también a especular que ISIS y otros grupos rebeldes habrían sido capaces de acceder a armas químicas almacenadas por Muammar Gaddafi, en Libia. De hecho, en noviembre de 2016, The New York Times reconoció que ISIS había utilizado armas químicas al menos 52 veces en Siria e Irak.

Pero el Estado Islámico no sería el único grupo con posesión de sarín y otras municiones químicas en Siria. Si revisamos las hemerotecas, encontramos muchas noticias que relacionan a los grupos armados insurgentes con arsenales químicos. Por ejemplo, en mayo de 2013, varios medios informaban que en Turquía habían detenido a doce rebeldes pertenecientes a Ahrar al-Sham y el Frente al-Nusra, que pretendían trasladar el gas sarín a Siria. Un año después, la ONU reconocía que unos cilindros abandonados que capturó el Ejército sirio en una zona de Alepo controlada por los grupos rebeldes contenían sarín. El 8 de abril de 2016, funcionarios kurdos afirmaban que el grupo Jaysh al-Islam utilizó armas químicas contra el barrio de Sheikh Maqsoud, en Alepo, en ataques que causarían la muerte de más de 100 civiles. De cualquier modo, una vez las tropas sirias tomaron el control por completo de ciudad de Alepo, fueron descubiertos talleres y arsenales de sustancias químicas en varios distritos que habían controlado los grupos rebeldes desde 2012.

Lo cierto es que todos estos hechos que relacionan a los grupos rebeldes con el uso de armas químicas, a pesar de ser sucesos e informes verídicos y acreditados, están ausentes en gran medida en las resoluciones y análisis que han realizado varios organismos políticos y medios de comunicación de lo que ocurrió el 4 de abril en Khan Sheikhun.

¿Podemos encontrar una conclusión?

El análisis realizado en este artículo solamente prueba que los datos y evidencias facilitados en los que se han basado los organismos políticos de Occidente para culpar al gobierno sirio son completamente contradictorios y faltos de rigor y consistencia;

  1. No encontramos un motivo específico por el que el Ejército sirio viera como objetivo militar el pueblo de Khan Sheikhun cuando, a 20 kilómetros al sur, las defensas rebeldes colapsaban mientras las tropas sirias seguían avanzando hacia el norte.
  2. Es inusual que los medios locales informaran del ataque tras más de 2 horas de silencio desde que se realizara la incursión área que se llevaría a cabo a las 6:30 am tal y como afirman activistas locales y el gobierno de Estados Unidos.
  3. Es bastante confuso el hecho que días y horas antes se publicaran noticias de ataques químicos parecidos en la misma región las cuales ilustraban con fotos que aparecerían en las publicaciones del ataque de Khan Sheikhun del día cuatro.
  4. Encontramos también discordancia a la hora de localizar el lugar del ataque; la ubicación del cráter no corresponde con el enclave del supuesto ataque aéreo. El material facilitado por el Pentágono y las imágenes posteriores al ataque tampoco contribuyen para conocer cuál fue el emplazamiento exacto del incidente.
  5. El historial del uso de armamento químico durante la contienda no sugiere que el responsable del ataque de Khan Sheikhun sea el Ejército sirio ya que mientras las Naciones Unidas han ratificado varias veces el desarme químico del gobierno sirio, han sido frecuentes las noticias de la interceptación y utilización de substancias químicas por parte de los grupos insurgentes.

Por consiguiente, tras analizar todos los datos e informaciones de acceso público sobre el incidente químico, solamente podemos llegar a una conclusión lícita. No se puede otorgar la responsabilidad del ataque químico a ningún bando del conflicto sirio sin una investigación objetiva y sobre el terreno. No obstante, parece que este incidente se convertirá en un nuevo capítulo de la guerra en Siria y se cerrará sin conocer quién fue el verdadero responsable de esta masacre que ha servido para comprobar los choques de intereses entre los distintos bandos.

[Total:3    Promedio:4.7/5]
The following two tabs change content below.

Inna García

Enfocada en el conflicto sirio y los medios de comunicación. Vive en Barcelona, colabora en Al-Masdar News y es analista aficionada de los acontecimientos bélicos en Oriente Medio.

Latest posts by Inna García (see all)