Entrevista a Enrique Santiago

1
315

El Sábado 29 de Septiembre hemos acudido a la Fiesta anual del Partido Comunista Español en Vallekas en la que se celebraron conciertos, charlas, debates y presentaciones de libros y documentales. Una de estas charlas ‘La ofensiva imperialista en América Latina’ contó con la presencia de Atilio Borón, escritor y profesor de la Universidad de Buenos Aires, un representante del Partido Comunista de Chile y Enrique Santiago Secretario General del Partido Comunista de España. Los ponentes explicaron como el neoliberalismo, representado en Donald Trump está llevando una dura ofensiva en América Latina con la intención de finiquitar los movimientos de Izquierda que crecieron en las últimas décadas. Hemos querido profundizar en el tema y para ello concertamos una entrevista con Enrique Santiago.

Para los que no lo conozcáis, este abogado madrileño a parte de ser el Secretario General del PCE y miembro de la comisión ejecutiva del partido durante 11 años, ha tenido un papel importante en las Negociaciones de Paz en Colombia entre el Gobierno y las FARC al ser parte del equipo jurídico de la guerrilla. En los 90 formó parte de la acusación popular contra Augusto Pinochet en el Caso Silingo en Argentina, también participó en el Caso Couso, y mas recientemente en el Caso Bárcenas.

Dani Castro: Bienvenido Enrique, le agradecemos que nos haya atendido, como disponemos de poco tiempo, comenzamos la entrevista sin mas preámbulos.

Dani Castro: El pistoletazo de salida a esta ofensiva parece haber sido la muerte de Hugo Chávez Frías. ¿Usted ha afirmado que tiene la convicción de que fue asesinado para debilitar el crecimiento de izquierda en América Latina. ¿Hoy hay mas que nunca la posibilidad de que Nicolás Maduro corra con la misma suerte? ¿Cómo de inminente ve las posibilidades de un Golpe de Estado en Venezuela? ¿Qué consecuencias tendría para Venezuela y toda la región?

Enrique Santiago: Al Presidente Maduro ya han intentado asesinarlo de forma pública hace un mes. Al igual que al compañero Fidel ya son varios los intentos de acabar con el, porque la desaparición de líderes que han jugado un papel histórico determinante en la transformación de las sociedades, siempre es un elemento que facilita al imperialismo conseguir sus objetivos. Es muy difícil que surjan líderes con capacidad de cohesionar a los pueblos y de hacer que se unan entorno a un proyecto determinado, y cuando no se les puede desprestigiar políticamente, el imperialismo recurre a la eliminación física. El imperialismo nunca renuncia a la utilización de la violencia, las guerras, el exterminio de sus adversarios y de sus opositores políticos. Desde luego es un riesgo que asumen todos los dirigentes que se hacen ganar la confianza de sus pueblos.

Lenin Moreno ha arrebatado el partido que propició este cambio, para ello lo ha secuestrado, lo ha anulado como fuerza de transformación de la sociedad y ha comedito atrocidades tales como haber entregado la soberania de Ecuador a Estados Unidos

Dani Castro: En la charla de hoy su camarada del Partido Comunista Argentino ha afirmado que una de las estrategias que está utilizando el neoliberalismo es acabar con los movimientos de izquierda desde dentro. Un ejemplo podría ser Ecuador con Lenin Moreno en el poder. Allí se ha encarcelado al Vicepresidente Jorge Glass, tambíen se está abriendo un proceso contra el Ex presidente Rafael Correa y se ha avanzado en el proceso para entregar a Julian Assange. ¿Que opina de este caso?

Enrique Santiago: La situación en Ecuador es un autentico drama. El compañero Correa ha mejorado ese país y lo ha sacado de un atraso histórico. Basta visitar Ecuador para darse cuenta del gran avance que ha tenido en los últimos doce años, donde ha habido una generalización de los servicios sociales, una mejora de los derechos sociales especialmente en los sistemas educativo y sanitario. Ha mejorado las infraestructuras, y todo esto le ha llevado a pasar de ser uno de los principales emisores de emigrantes a ser un importante receptor de emigrantes de otros países. Muchísimos españoles que han tenido que dejar nuestro país por la crisis, principalmente gente joven, ha encontrado un buen trabajo en Ecuador y una vivienda. El hito se ha convertido en unos de los mas importantes procesos históricos en América Latina y en el mundo.

Desgraciadamente existen errores y traiciones en este tipo de procesos, y lo que ha ocurrido con el cambio de gobierno en Ecuador ha sido sorprendente, no solamente han pretendido arrebatar la revolución ciudadana al pueblo ecuatoriano, si no que Lenin Moreno ha arrebatado el partido que propició este cambio, para ello lo ha secuestrado, lo ha anulado como fuerza de transformación de la sociedad y ha cometido atrocidades tales como haber entregado la soberanía de Ecuador a Estados Unidos, volver a abrir la base de Manta, y todo tipo de mecanismos para devolver el poder político y económico a las oligarquías que afortunadamente lo habían perdido gracias a la revolución ciudadana. Asistimos a un retroceso de Ecuador, en el cual el actual Vicepresidente Jorge Glass se mantiene encarcelado bajo falsas acusaciones de corrupción sin fundamento. A Correa y otros de los miembros destacados de su gobierno les han iniciado otros procesos bajo falsas acusaciones con argumentos insostenibles tan solo para desprestigiarlos. Y esto es parte de la nueva estrategia de desprestigio de las fuerzas del cambio y a los líderes que han sabido concitar el apoyo de sus pueblos, y Ecuador es un caso flagrante de ello.

Las FARC en 52 años años de lucha armada no lograron acceder al poder político, mientras que en los países vecinos la mayoría de fuerzas revolucionarias lograron el poder político mediante la participación electoral.

Dani Castro: En Colombia, usted ha sido uno de los principales mediadores en las negociaciones entre gobierno colombiano y las FARC. Este proceso ha sido muy criticado por algunos sectores de la izquierda que lo calificaban como una rendición. Ahora estamos viendo que el Ex presidente Santos ha incumplido gran parte de los puntos alcanzados y que el actual presidente Duque amenaza con cambiar las reglas del juego modificando algunos puntos del acuerdo. Nos interesa conocer su punto de vista al respecto. Por otra parte está aumentando el número de guerrilleros que abandonan descontentos los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación para regresar a las selvas y montañas colombianas ingresando en disidencias o nuevos grupos armados, alarma la desaparición de algunos líderes importantes como Iván Márquez, Romaña y El Paisa. Algunos medios afirman que han vuelto a la lucha armada y otros que han sido asesinado. ¿Puede usted verificar algo de esto?

Enrique Santiago: No creo que sectores muy importantes de la izquierda hayan discrepado en la necesidad de hacer el proceso de paz en América Latina, mas bien todo lo contrario. Es decir el Partido Comunista de Cuba, el Partido Socialista Unificado de Venezuela, entre otros, son fuerzas políticas que no solamente señalaron la necesidad de avanzar en este proceso de paz, si no que exigieron avanzar hacia el, porque la permanencia del conflicto armado en Colombia era el principal impedimento para consolidar el proceso de integración de los pueblos americanos y la principal excusa del imperialismo para mantener una presencia militar en América Latina. Lo que ha ocurrido es otra cosa, ha variado durante el proceso la correlación de fuerzas en el continente, murió Chávez, se reforzó el acoso a Venezuela, cambio el gobierno en Ecuador con el resultado pernicioso que conocemos, cambió el gobierno en Argentina y también en Estados Unidos. Es un cambio de factores que conjuntados hace que el escenario global se haya modificado sustancialmente. Pero eso no deja de acreditar una realidad que ponían las FARC sobre la mesa. En 52 años años de lucha armada no lograron acceder al poder político, mientras que en los países vecinos la mayoría de fuerzas revolucionarias lograron el poder político mediante la participación electoral. Al margen de la coyuntura actual en todo el continente las situaciones cambian, lo que no quita, como las FARC afirman que ese proceso de paz fuese necesario.

Otra cosa distinta es el actual incumplimiento del gobierno colombiano, en todo caso la responsabilidad ahora es de el Estado Colombiano, si no cumple con su obligación sin duda alguna todos los procesos de cambio y mejora de las condiciones de vida no van a poder llevarse adelante, y no se solucionarán los problemas estructurales de manera que volverán a surgir las condiciones para que se reinicie el conflicto armado, conflicto que pervive en Colombia desde hace 200 años, desde su nacimiento, porque la oligarquía colombiana desde siempre ha sido ciega a la hora de querer solucionar los mismos problemas que ahora azotan, el acceso a la tierra y el normal acceso a la lucha política.

Sobre los dirigentes de las FARC hay casos de prevención ante la posibilidad de ser victimas de una agresión directa de Estados Unidos como le ha pasado al camarada Jesus Santrich. Eso no significa que estén en la disidencia, pero todavía es prematuro decir qué va a suceder en Colombia, ya que el riesgo de una operación militar contra Venezuela es muy alto, y obviamente si eso sucede, tiene que ser consciente el Estado colombiano que hasta ahí llegó el acuerdo de paz ya que dicho acuerdo partía de la base de la renuncia de la violencia por parte de todos los actores armados, y una agresión contra el pueblo venezolano es una utilización exagerada de la violencia con fines políticos.

Dani Castro: En Brasil el proceso electoral está marcado por la encarcelación de Lula da Silva a quien se le impide presentar a las elecciones. Ante esta situación las encuestas dan claramente vencedor al ultraderechista Jair Bolsonaro, ¿ve factible una remontada de la izquierda?

Enrique Santiago: Las encuestas obviamente dan una remontada de la izquierda como un hecho cierto y constante. En Brasil se ha dado el caso flagrante del Impeachment, para desacreditar al Partido de los Trabajadores y sus dirigentes, como es el caso de Dilma Rousseff y Lula, llegando al extremo del encarcelamiento de este último que es el candidato mas popular del pueblo brasileño, por tanto en Brasil se ha amputado la democracia, se ha inhabilitado electoralmente al candidato mejor posicionado sin ningún motivo, y de alguna forma se está impidiendo que el pueblo decida en libertad. Esta situación debería ser condenada por la comunidad internacional y desgraciadamente no hay las condenas que debería recibir. No obstante,  afortunadamente hay una clara inversión en la tendencia electoral. El candidato de la ultraderecha no está recibiendo todos los apoyos que se esperaba y esto lo está aprovechando Haddad el candidato de la izquierda. Habrá que esperar al día 28, el día en el que se va a producir la segunda vuelta de las elecciones, pero yo tengo confianza de que puede haber una victoria del PT y sus aliados.

Dani Castro: En Nicaragua, como bien sabe se están produciendo protestas contra el actual gobierno sandinista de Daniel Ortega. Estas protestas están organizadas por la iglesia y el empresariado, sin embargo un sector importante de los ex sandinistas las apoya…

Enrique Santiago: Una cosa son las discrepancias internas que haya en los procesos revolucionarios y en los procesos de construcción de soberanía nacional, y esto es lícito siempre que se haga respetando las reglas del juego de esos procesos revolucionarios, y sin duda alguna el gobierno sandinista ha cometido errores como todos los gobiernos del mundo los cometen, incluidos los de la izquierda. Bajo ningún concepto esto justifica una agresión a la soberanía nacional nicaragüense y una injerencia externa descarada como está sucediendo en Nicaragua.

Los problemas del pueblo nicaragüense los debe resolver unicamente el pueblo nicaragüense de forma pacífica. El gobierno de Daniel Ortega está abierto al dialogo y bajo mi punto de vista se ha exagerado y sobredimensionado el alcance de las protestas contra el gobierno sandinista, es decir las manifestaciones del pasado 19 de Julio pusieron sobre la mesa que el gobierno sandinista que por cierto es el vencedor de la última contienda electoral, goza de un importante apoyo popular. Y yo siempre digo lo mismo, no me parece casualidad que cada vez que avanza la posibilidad de un nuevo canal interoceánico mas grande que el de Panamá construido por empresas chinas, de pronto surja un fenómeno de desestabilización generalizada del país en el que se va a construir, máxime porque tiene un gobierno de izquierdas. Todo eso guarda una relación sin duda alguna.

Dani Castro: Una lástima que se agote el tiempo de la entrevista, por lo que elijo para finalizar una pregunta muy importante. ¿Cómo valora las recientes declaraciones de Almagro en la Organización de Estados Americanos pidiendo prácticamente una intervención militar en Venezuela?

Enrique Santiago: Almagro es un indigno absoluto, por muchos factores, es un indigno porque es una persona que recurre constantemente al insulto por carecer de argumentos políticos. El caso mas reciente el insulto personal al ex Presidente español Jose Luis Rodríguez Zapatero, simplemente por su presencia en la mediación en Venezuela.

Almagro es un hombre que ha traicionado sus ideales y sus propias propuestas políticas defendiendo y preparando la presión internacional contra Venezuela. Se ha sometido servilmente a los designios de los Estados Unidos, y ha puesto de manifiesto lo que para muchos era una evidencia y es que la OEA no es mas que el Ministerio de  las Colonias de los Estados Unidos. Si alguien pensó que con la llegada de Almagro un personaje de izquierdas, que había sido canciller del gobierno uruguayo del Presidente Mújica, la OEA podía cambiar, pues que vea que está haciendo precisamente lo contrario. La OEA transforma a cualquier personaje que se ponga al frente.

Co-Fundador de Descifrando la Guerra. Sindicalista, defensor de los derechos humanos. Interesado en Conflictos armados y geopolitica internacional. Especialmente Oriente Medio, América Latina y Espacio Post-Soviético.

The following two tabs change content below.
Co-Fundador de Descifrando la Guerra. Sindicalista, defensor de los derechos humanos. Interesado en Conflictos armados y geopolitica internacional. Especialmente Oriente Medio, América Latina y Espacio Post-Soviético.