Crónica del 8 de Diciembre

0
1033
La Plaza de la República tomada por los Gilets Jaunes y la marcha por el ecologismo.

Sobre el Autor

Author profile

Co-Fundador de Descifrando la Guerra. Sindicalista, defensor de los derechos humanos. Interesado en Conflictos armados y geopolitica internacional. Especialmente Oriente Medio, América Latina y Espacio Post-Soviético.

Ayer se celebró el IV Acto de protestas en Francia protagonizadasprincipalmente por los Gilets Jaunes (Chalecos Amarillos) perotambién por grupos ecologistas, diversos colectivos de funcionariosy asociaciones de derechos humanos.

El listón de las protestas había quedado muy alto en las protestas del 1 de Diciembre. Durante la semana Macron hizo algunas pequeñas concesiones como dar marcha atrás al impuesto sobre el carburante o prometer la continuidad de las pagas extra en algunos sectores como los transportes, quizás por eso y por las imágenes violentas que recorrieron el mundo el apoyo a los Gilet Jaunes descendió de un 82% a un 67%.

La jornada comenzaba con contratiempos para el gobierno, un infiltrado en la policía filtraba durante la noche el plan policial para proteger París. Al mismo tiempo Le Monde publicaba un mapa de la ciudad con los puntos débiles y golosos para los violentos.

 La estrategia del gobierno se basó en aumentar la masa policial. Por lo que 85.000 policías fueron estacionados en las principales ciudades,de los cuales 8.500 estarían apostados en la capital. Dentro de París se trató de concentrar blindados y unidades fuertemente armadas en los alrededores de los Campos Eliseos zona devastada el Sábado anterior. Tan solo se podía acceder allí pasando previamente por un Check Point en el que los uniformados se apropiaban de todos los objetos que podrían servir como armas.

Desde primeras horas de la mañana la policía comenzó a detener a manifestantes, a las 11:00 AM, 342 personas habían sido interceptadas. Pese a pequeños incidentes las protestas discurrían con calma, de hecho la gente aun estaba preparando sus consignas. Desgraciadamente, a las 11:30 AM estallan los primeros enfrentamientos cuando la policía comienza a lanzar gases lacrimógenos contra los manifestantes al advertir que llegan importantes cantidades de los Gilets Jaunes.

Uno de los errores de Macron y de la policía fue proteger los Campos Eliseos que ya habían sido destrozados el sábado pasado y descuidar el resto de la ciudad. Ante la imposibilidad de entrar en ellos y con la tensión de haber sido gaseados, los manifestantes comenzaron a atrincherarse en otras zonas de la capital. Probablemente la mas afectada fue la de los grandes boulevares, allí se levantaron barricadas, se incendiaron automoviles y se destruyeron negocios, bancos, restaurantes de comida rápida y almacenes de telefonía.

Manifestantes responden al lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la policia.

Sobre esas horas irrumpía Marine Le Pen desde la convención del Movimiento Europeo de las Naciones y de las Libertades, en Bruselas, en el que varios grupos de extrema derecha europea debatían sobre el Pacto por la Inmigración de Marrakech, la política francesa se mantuvo en la linea de la semana anterior intentando canalizar nuevamente el descontento de la población afirmando que apoya las demandas de los Gilets Jaunes, reafirmandose en la petición de dimisión de Macron y en la convocatoria de Elecciones, mientras que lanzaba loas a la policía.

 Incluso con estos brotes de violencia la situación en París fue mucho mas tranquila que la semana anterior. Quedaba por ver si durante el ecuador de la tarde la cosa empeoraría puesto que llegaría al centro de la ciudad la Marcha Ecologista. El gobierno durante toda la semana había alertado de que se producirían enfrentamientos entre estos y los Gilets Jaunes a causa de su petición de retirar el impuesto al carburante, sin embargo finalmente la marcha se unió a los Chalecos Amarillos demostrando que se apuesta por políticas ecológicas pero no cargando la responsabilidad económica en las clases bajas.

 Mientras en París la violencia decrecía, si comparamos con el Sábado 1 de Diciembre, la intensidad de las manifestaciones fue mayor en el resto del país, donde las marchas fueron masivas y en algunas ciudades como Toulousse, St. Etienne y Bourdeaux la situación se descontroló completamente registrándose escenas propias de una guerra, las brutales imágenes no cesaron hasta altas horas de la madrugada.

Por otra parte, la tarde de ayer sirvió para corroborar que el movimiento de los Gilets Jaunes comienza a extenderse por Europa, sin ir mas lejos los propios manifestantes cerraron la frontera con Italia en los Alpes, consiguiendo el apoyo de numerosos manifestantes italianos, pero donde mayor calaron las protestas fue en la vecina Bélgica, donde parece se ha establecido un grupo totalmente organizado. De hecho a media tarde se protagonizó el momento mas destacado del día, cuando un grupo de indignados trató sin éxito penetrar en el Parlamento Europeo en Bruselas.

Al caer la noche el principal candidato de la izquierda Jean-Luc Melenchon se mostraba eufórico por el éxito de la convocatoria “La convocatoria ha sido potente”, en cualquier caso dio muestras de moderación al pedir que no se atacase a la policía argumentando que las actuaciones policiales solo son realizadas porque lo ordena Macron.

Un manifestante posa frente a tres coches ardiendo.

Finalmente la jornada de ayer ha dejado un balance de 135,000 manifestantes, 1723 fueron detenidos,y de ellos 1220 continúan en custodia policial, la cifra de heridos ha llegado a 130 de los cuales 75 en París.

Cuando la jornada daba sintomas de agotarse, el ex socialista Benoit Hamon junto a su nueva plataforma Génération.S lanzó un comunicado con varias demandas para atajar la crisis, para ello solicitó al Primer Ministro un aumento general de salarios, la vuelta del ISF (Impuesto de Sociedades), un impuesto a bancos y empresas contaminantes, y un gravamen a grandes patrimonios. Mas allá de estas declaraciones el resto de líderes de la oposición ha mantenido un perfil bajo navegando entre dos aguas, la de la precaución ante las acciones violentas y la de no dar un apoyo a Macron que los convierta en un cadáver político.

Por su parte Macron parece haber hecho oídos sordos a las demandas de la oposición y los manifestantes, y se ha limitado a felicitar a la policía por su “buen trabajo”. Queda por saber si una vez finalizada la semana tomará alguna decisión de calado. Mientras tanto los Gilets Jaunes ya se han apresurado a convocar el Acto V, una manifestación el Sábado 15 de Diciembre bajo el eslogan de ‘Macron Dimisión’.

Sobre el Autor

Author profile

Co-Fundador de Descifrando la Guerra. Sindicalista, defensor de los derechos humanos. Interesado en Conflictos armados y geopolitica internacional. Especialmente Oriente Medio, América Latina y Espacio Post-Soviético.

The following two tabs change content below.
Co-Fundador de Descifrando la Guerra. Sindicalista, defensor de los derechos humanos. Interesado en Conflictos armados y geopolitica internacional. Especialmente Oriente Medio, América Latina y Espacio Post-Soviético.